El voto del narco

hector-aguilar1

Héctor Aguilar CamínDía con día

Hombres armados irrumpieron en casillas de Bahía de Banderas, Nayarit. En Aquila y Nueva Italia, Michoacán, se vio a hombres armados afuera de las casillas ordenando a los votantes por quién votar

Con este título, “El voto del narco”, Héctor de Mauleón publicó anteayer en El Universal un espeluznante rosario de intervenciones electorales del narco en Baja California, Sinaloa, Nayarit, Michoacán, Estado de México, Guerrero, Quintana Roo.

En Tijuana arrojaron una cabeza humana en una casilla y dejaron en otra una caja de madera con vísceras y restos de piel.

En Mazatlán, miembros del crimen organizado retuvieron a taxistas que llevaban a funcionarios de casilla para que no llegaran a su destino y no las abrieran.

En Culiacán amenazaron de muerte al candidato del PRI que renunció.

Para postular a su sustituto pidieron autorización al Mayo Zambada, quien lo aprobó, pero no Los Chapitos, quienes le secuestraron durante el día de la jornada a todos los miembros de su equipo electoral, liberados con vendas en los ojos una vez que se cerraron las casillas.

Hombres armados irrumpieron en casillas de Bahía de Banderas, Nayarit. En Aquila y Nueva Italia, Michoacán, se vio a hombres armados afuera de las casillas ordenando a los votantes por quién votar.

En Múgica, hombres armados les quitaron sus celulares a los representantes de casilla y extrajeron boletas de las urnas. En Chapa, un presidente de casilla fue obligado a marcar todas las boletas de su casilla por Morena. La candidata priista de Valle de Bravo, en Edomex, fue “levantada” por un personaje apodado El Pez, jefe de La Familia Michoacana en la región, y disuadida de arriar banderas en su campaña.

La familia Michoacana decidió también, con métodos similares, quiénes debían competir en Luvianos, Tejupilco, Tlataya, Amatepec, Zacazonapan y Sultepec, entre otros municipios mexiquenses.

Y en Ajuchitlán, Arcelia, Coyuca, Cutzamala, Pungarabato, San Miguel Totolapan, Tlalchapa, Tlapehuala y Zirándaro en el estado de Guerrero. En Chetumal fueron descubiertos ex policías vinculados al crimen organizado comprando votos. “Cada día “, concluye de Mauleón, “es más inobjetable la intervención del narcotráfico durante el 6 de junio, ese día en que , según el presidente López Obrador, el crimen organizado ‘se portó muy bien’. Parece que tiene razón: ese día el crimen organizado se portó excelente”.

Menú de accesibilidad