Ortega y Gasset plantea muy bien que el tigre no puede dejar de ser tigre, es decir, que no puede “destigrarse” por lo que estará condenado a ser tigre, siempre el mismo tigre.

A esto completa con que el hombre vive en un riesgo permanente de deshumanizarse, es decir, de perder su capacidad de seguir siendo humano y colectivo. La deshumanización como el camino directo a la autodestrucción personal.

¿Le suena?

Los espectaculares que han comenzado a aparecer en el país, vienen a sorprender por el rostro del presidente que muestra una sonrisa que pocas veces le hemos visto, claro, a excepción de cuando estaba en campaña presidencial y después de ella cuando resultó ser el ganador.

Se ha iniciado de manera oficial una campaña para salir a votar el próximo 10 de abril en la consulta popular sobre la Revocación de Mandato.

No hay autoridad política, ni partidos que se hagan responsables del diseño y la colocación de los panorámicos impresos y digitales en el país. Se dice que viene de una iniciativa por parte de los “seguidores” o de “amigos” del presidente.

La mayoría de los panorámicos tienen la misma fotografía, una en alta calidad para su impresión, con la sonrisa de oreja a oreja de un presidente que desconocemos. Porque el que vemos diariamente no tiene esa efusión en su rostro.

La foto perfecta para cualquier campaña que coloque al tigre que nunca podrá destigrarse. El que no puede salirse de la frecuencia de buscar la aprobación a la buena o a la mala, porque ahora que la colectividad comienza a romperse frente a sus ojos, la desesperación le toca a la puerta.

Quienes hemos trabajado en campañas, sabemos lo que implica el diseño, impresión y selección de lugares para colocar los panorámicos; porque hay que revisar a los proveedores que ofrecen el servicio y después cada uno debe de mostrar los lugares en donde tienen ubicado los panorámicos, que es lo más importante.

Después de ubicar los lugares estratégicos en cada estado del país, viene la cotización y el paquete atractivo. Los precios no son bajos, las campañas que implican este tipo de promocionales ubicados en las avenidas más transitadas, incluyen varios ceros.

Y es que esta semana apareció ante mi vista el mismo espectacular que en distintas partes del país ya comienza a colocarse. Andrés Manual con su sonrisa y los colores de Morena que indica que AMLO no está solo, pero vaya que les falló el mensaje porque en la foto aparece con el mensaje contrario.

Si no estuviera solo, estaría la gente detrás de él, pero no, tenemos un diseño que simula un cielo y un hombre que por mucho se ha deshumanizado en el transcurso de su periodo presidencial.

A lo que entonces podría ser acertado, porque encaja con la realidad de ser un hombre que desea, ansía, anhela y codicia permanecer en el poder, con todos, pero sin escuchar a nadie.

El codicioso, el que guarda un egoísmo que nunca logra satisfacer; el tigre que siempre quiere ser tigre, aún violando la ley, sepultando a las instituciones y olvidando a la gente que más necesita del apoyo del estado, pero beneficiándose de ella.

El de la foto es el que vive en campaña, el que vive en un México distinto al que vivimos todos, es el único que puede salir sonriendo en espectaculares porque de nuevo quiere que la gente salga a votar… por él, solo por él.

LG_AMLO EltIGRE
Foto: Laura Garza