El sueldazo del presidente Juárez


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Al reprochar que la Suprema Corte suspendiera la nueva Ley Federal de Remuneraciones, Andrés Manuel López Obrador volvió a atribuir a los ministros ganar más del doble de lo que perciben: "Si ellos resuelven que van a seguir recibiendo sueldos exagerados, estratosféricos, de hasta 600 mil pesos mensuales, están dando un mal ejemplo", dijo, y los acusó de ser "deshonestos e insensibles".

Al reprochar que la Suprema Corte suspendiera la nueva Ley Federal de Remuneraciones, Andrés Manuel López Obrador volvió a atribuir a los ministros ganar más del doble de lo que perciben: “Si ellos resuelven que van a seguir recibiendo sueldos exagerados, estratosféricos, de hasta 600 mil pesos mensuales, están dando un mal ejemplo”, dijo, y los acusó de ser “deshonestos e insensibles”.

Lo cierto es que cobran 269 mil.

“No están entendiendo la nueva realidad y se olvidan de Juárez. Deberían quitar el retrato del presidente Juárez de la Suprema Corte de Justicia. Juárez decía que el funcionario tenía que aprender a vivir en la justa medianía. Entonces, ¿para qué tienen a Juárez ahí…?”, descargó.

La encomiable máxima del benemérito sugiere la media entre opulencia y pobreza (no confundir con mediocridad: lo que tiene poco valor, calidad o inteligencia).

Para lo que se perfila como una colosal confrontación entre los poderes Ejecutivo y Judicial conviene leer el oportuno ensayo ¿Absolutismo constitucional? (más de 148 mil caracteres) que acaba de publicar el ministro en retiro Salvador Aguirre Anguiano, a propósito del debate de la regulación de las remuneraciones y pensiones de los servidores públicos federales, y en especial por el capítulo dedicado a los ingresos de Benito Juárez como presidente de México, basados en la fijación (13 de septiembre de 1824) del salario para ese cargo en el México independiente: 36 mil pesos anuales.

Según el estudio, Juárez emitió el Decreto 5296 del 6 de abril de 1861 reduciendo su asignación a 30 mil pesos al año (dos mil 500 mensuales), efectiva inclusive durante la intervención francesa; la confirmó él mismo al restaurarse la República y fue su salario hasta su muerte (18 de julio de 1872).

“El 31 de mayo de 1872 se publicó la Ley de Presupuestos de ingresos y egresos de la federación en el año económico 48 que comenzará el 1º de julio de 1872 y terminará el 30 de junio de 1873, y disposiciones que en la misma ley se citen. En ella se determina de manera global un gasto de 48,172.40 pesos en el Poder Ejecutivo; sin embargo, se puede inferir fácilmente que el sueldo del Presidente permaneció inalterado, ya que el importe de 48 mil 172.4 coincide exactamente con el importe global de los años anteriores, e incluso con el de 1873, en los cuales el salario del Presidente era de 30 mil pesos anuales”, hace ver Aguirre Anguiano.

Lo suculento del ensayo viene cuando el ministro en retiro, basándose en distintas mediciones (“para entender el valor actual de esta cantidad, lo ideal sería tomar en consideración el ajuste inflacionario. Lamentablemente, en nuestro país no contamos con mediciones exactas de este ajuste sino hasta 1969”), deduce que a Benito Juárez se le pagaría hoy, a valor maíz: 756 mil 590.1 pesos; a plata, 851 mil 381.38, o a dólares (lo más confiable), un millón 234 mil 822.14 mensuales…

  1. El carnal Bátiz, fiscal ideal

    Desde que la oposición en el sexenio anterior bloqueó al constitucionalista Raúl Cervantes Andrade, exprocurador general de la República, para que fuera fiscal general, primero, y ministro de la Suprema Corte de Justicia después, con el pretexto de que había sido diputado y senador plurinominal del PRI, he insistido en que entraña una perversa tontería pretender que un aspirante a cargos relevantes en el servicio público carezca de filias y fobias políticas e ideológicas.

    Continuar leyendo