Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Designaciones para el INAI

alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

Hace tres meses, cuando Tania de la Paz Pérez-Farca dejó la efímera subsecretaría para el Combate a la Impunidad, muchos asumieron que iría por una de las dos vacantes en el INAI con la venia de su entonces jefa

Hace tres meses, cuando Tania de la Paz Pérez-Farca dejó la efímera subsecretaría para el Combate a la Impunidad, muchos asumieron que iría por una de las dos vacantes en el INAI con la venia de su entonces jefa. Formada en el IFAI y, posteriormente, colaboradora del comisionado presidente, Francisco Acuña Llamas, la joven abogada salió de la dependencia federal por causas de fuerza mayor: la austeridad republicana obligaría a suprimir esa posición, a la que brevemente llegó Luis Gutiérrez Reyes, quien gozaba de cercanía y confianza con Irma Eréndira Sandoval al grado de que fue invitado para quedarse como jefe de la Oficina de la titular de la SFP.

Entre la lealtad y la eficiencia, las prioridades están claras en la Cuarta Transformación y Gutiérrez Reyes tuvo que aceptar la invitación presidencial para hacerse cargo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior. Los camachistas sumaron una victoria: Roberto Salcedo Aquino —egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, condiscípulo de AMLO— quedó como subsecretario responsable del combate a la corrupción y la fiscalización del gasto público casi al mismo tiempo que Mario Delgado Carrillo emprendía la ruta que lo llevara a la dirigencia nacional de Morena.

Los puros han perdido espacios. En la etapa final de la selección de los nuevos comisionados del INAI, Pérez Farca tuvo un desempeño discreto y enfrentó severos cuestionamientos: por su inacción en casos de alto impacto (las investigaciones contra Manuel Bartlett y Pablo Amílcar Sandoval), su presunto salinismo (estuvo en el despacho de la exsecretaria de la Contraloría, María Elena Vázquez Nava) y su cercanía a la titular de la SFP y su esposo, el académico John Ackerman.

Mientras que los senadores que evaluaron a los candidatos entregaron las boletas respectivas y los presidentes de las comisiones de Justicia, Julio Menchaca, y Anticorrupción, Juan Zepeda, consensuaban las quintetas de los finalistas, un colectivo de ONG dedicadas a la rendición de cuentas y el combate a la corrupción invitaron a los cinco postulantes que —a su juicio— resultaban las mejores propuestas: Ileana Hidalgo, Norma Julieta del Río, Gustavo Parra, Javier Martínez Cruz y Francisco Álvarez.

Los legisladores del Bloque de Contención (PAN, MC y PRI) no respaldarían a la exsubsecretaria de Responsabilidades Administrativas. Tampoco al director de Transparencia y Acceso a la Información del Tribunal Electoral, Bernardo Agustín Millán Gómez. Ambos —de acuerdo a los perfiles que circularon entre los evaluadores— tienen nexos con el actual comisionado presidente del INAI.

Las ONG, tampoco. Sus “conversatorios ciudadanos” fueron coincidentes con la evaluación del Senado al 90%: Hidalgo, coordinadora de la Unidad de Transparencia en la Cámara alta, y Del Río, comisionada del IZAI, están en la quinteta, junto con la comisionada del INFO-CDMX, Marina San Martín; la expresidenta del Instituto Morelense, Mireya Arteaga Dirzo, y la vocal del COTAI-Nuevo León, Ángeles Guzmán.

La otra quinteta quedó integrada por Álvarez Córdoba y Parra Noriega, exfuncionarios del INAI; Adrián Alcalá, expresidente del Instituto de Transparencia en Baja California; Arístides Guerrero, comisionado del INFO-CDMX, y Millán Gómez.

¿Sin cuotas y sin cuates? Pocas sorpresas, entre los 10 finalistas: los exdirectivos del INAI contra los comisionados de los órganos garantes del interior de la República. Ningún exfuncionario federal. Ningún académico… Y en vísperas de que se conozcan a los nuevos integrantes del pleno del INAI, la sociedad civil exigía una “deliberación transparente” y que se hicieran públicas las evaluaciones. Hasta el cierre de esta edición, no se conocía el texto del dictamen remitido a la Junta de Coordinación Política.

Después de seis meses, el INAI quedaría completo y habilitado. La llegada de los nuevos comisionados no coincidirá con el arranque del Encuentro Nacional Anticorrupción, convocado por Ethos y otras ONG que buscan incidir en el curso de esa agenda… ¿o robar banderas?

Efectos secundarios

REGAÑOS. Miguel Ángel Jiménez Godínez —exlegislador federal, exdirector de la Lotería Nacional— regresó a las actividades político-partidistas. El expresidente nacional de Nueva Alianza volvió a la sede nacional del INE, ahora como representante propietario de las Redes Sociales Progresistas. Y de inmediato, alzó la voz: “El arribo de RSP al Consejo General”, reclamó, “desafortunadamente no ha sido precisamente producto de un trabajo eficiente de la autoridad. Todo lo contrario: a pesar del trabajo deficiente y omiso de esta autoridad administrativa, estamos aquí”.

ENCUENTROS. El jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, fue el invitado de honor en el arranque de la Reunión Anual de Industriales 2020, que tiene como país invitado a Francia y concita la participación de medio centenar de empresas nacionales, además de los asociados a la Concamin; entre ellos, el nuevo presidente de la AMIA, José Guillermo Zozaya. La industria automotriz, fuertemente afectada por la contingencia sanitaria, vive una época revolucionaria, con la electrificación, movilidad compartida, la convergencia tecnológica como fenómenos dominantes.

MIGRACIÓN. Un nuevo distrito financiero está en ciernes, fuera de los límites del Centro Histórico de la CDMX. Este corredor de oficinas para corporativos fue diseñado por la firma italiana Pininfarina y su primera oferta son dos torres de oficinas de 45,000 metros cuadrados dentro del fraccionamiento Bosque Real, en Huixquilucan. El proyecto se llama Torre Designo, costará unos 135 millones de dólares y contará con la certificación internacional US Green Building Council.

OMINOSOS. Ninguna reacción, hasta ahora, de la oficina del embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, o de la cancillería mexicana, respecto de la detención en San Diego de Brian Jeffrey Raymond, un exempleado de una agencia estadounidense que hace cuatro meses se vio involucrado en un bochornoso incidente en una casa alquilada por la misión diplomática, tras del cual fue regresado a Washington DC y puesto en cuarentena; en ese lapso, una investigación en la que participaron agentes del FBI y del Servicio de Seguridad del Departamento de Estado reveló que el exfuncionario estadounidense era un “experimentado depredador sexual” y que atacó al menos a 23 mujeres en la CDMX y la capital estadounidense, entre 2015 y el 2020, como mostraron más de 400 videos y las fotografías recuperadas en su teléfono inteligente.

Usuario intermitente de Tinder, Bumbley Hinge registró las imágenes de sus abusos a mujeres inconscientes —a las que drogó sin que ellas supieran— durante una década. Las afectadas podrían demandar su extradición y la reparación del daño ante el gobierno estadounidense.

  1. Coaliciones “cruzadas”

    La mega-alianza opositora para enfrentar a Morena en la madre de todas las batallas electorales era una utopía. La concurrencia de la elección intermedia del sexenio lopezobradorista con la renovación de 15 de las 31 gubernaturas es —de suyo— un obstáculo significativo para la confluencia de intereses entre los partidos que se han propuesto combatir a la Cuarta Transformación

    Continuar leyendo

  2. Después de la “Estafa Maestra”

    Al margen de la “Estafa Maestra” y del caso Odebrecht, la Secretaría de la Función Pública ha resuelto los expedientes de tres mandos medios y superiores de la anterior administración federal, a los que ha sancionado por haber incurrido en conflicto de interés, negligencia y abuso en el manejo de los recursos públicos

    Continuar leyendo

Menú de accesibilidad