¿Cuál AMLO gobernará, el radical o el moderado?

luis-miguel-gonzalez1

Luis Miguel GonzálezCaja Fuerte

¿Cuál AMLO gobernará, si gana la elección? Morgan Stanley (MS), como casi todo México, se hace esta pregunta. Tenemos una versión radical, donde el mismo López Obrador afirma que revertirá la reforma energética. Está, además, una versión moderada, la que gobernó la capital de México y supo trabajar con el sector privado.


¿Cuál AMLO gobernará, si gana la elección? Morgan Stanley (MS), como casi todo México, se hace esta pregunta. Tenemos una versión radical, donde el mismo López Obrador afirma que revertirá la reforma energética. Está, además, una versión moderada, la que gobernó la capital de México y supo trabajar con el sector privado.

El equipo de análisis de mercados emergentes de Morgan Stanley cree que predominará una versión moderada y que eso podría generar un boom de la inversión privada, “si AMLO muestra una versión menos radical de lo que muchos temen”.

No es la primera vez que los analistas de Morgan Stanley ofrecen una versión optimista de una posible Presidencia de López Obrador. A fines de abril, publicaron un extenso análisis (21 páginas) donde consideraban que México era mucho más atractivo que Brasil, en un contexto en el que las dos mayores economías de América Latina tendrán elecciones en el 2018.

El más reciente informe de este grupo financiero se titula Mexico: priced for crazy (se puede traducir como: México: a precios de ganga). Subraya que México representa una buena oportunidad de inversión porque el peso está subvaluado y las acciones mexicanas están en mínimos de 15 años, cuando se les compara con las de los principales mercados emergentes.

Morgan Stanley tiene oficina en México y ha seguido de cerca la carrera hacia la Presidencia, pero no parece basar su análisis en reuniones con él o su equipo. Predomina un enfoque deductivo y analítico. Apuestan a que predominará la razón, en los mercados y en López Obrador. Ponen como ejemplo el sector petrolero: “es difícil imaginar a un líder, AMLO incluido, poniendo freno a la privatización de los campos petroleros, cuando están a punto de convertirse en una gallina que dará huevos de oro”.

Huevos de oro… ¿Qué quiere decir Morgan Stanley? La producción petrolera mexicana tuvo sus niveles máximos en 2004 y desde entonces vivió un largo periodo de declive. Ahora está en niveles mínimos de cuatro décadas, pero empieza a mostrar señales de recuperación. En los próximos años esta tendencia se confirmará, apoyada por inversiones privadas que están comprometidas y suman 200,000 millones de dólares.

Cuando leo el análisis de MS recuerdo algo que me dijo Miguel Galuccio: “la industria petrolera en América Latina vive un periodo de pragmatismo, hasta los gobiernos de izquierda en la región saben que manejar esta industria ideológicamente puede costar muy caro”. Galuccio es un empresario argentino que encabeza Vista Oil and Gas, la primera petrolera que cotiza en la BMV. Fue presidente de YPF, la petrolera argentina, durante la Presidencia de Cristina Fernández.

México ha sido mal comprendido por los inversionistas, se podría concluir del análisis de MS. Hay espacio para que el peso se aprecie, todo depende de que predomine el AMLO moderado y/o pragmático en la política económica. Hay margen porque las finanzas públicas están relativamente sanas, de acuerdo al grupo financiero: “México no tiene grandes desbalances internos ni externos”, argumenta . El peso mexicano ha sufrido desde abril una depreciación muy severa comparable con la que ha tenido la lira turca, a pesar de que allá hay una crisis muy severa, mientras que aquí sólo hay incertidumbre electoral. Una incertidumbre que cabe en una frase: ¿Cuál AMLO gobernará?