Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

¿Austeridad electoral?

alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

Una cuestión de peso, literalmente, cambiaría drásticamente la manera en la que se concentran y resguardan los votos en los comicios organizados por el Instituto Nacional Electoral

Una cuestión de peso, literalmente, cambiaría drásticamente la manera en la que se concentran y resguardan los votos en los comicios organizados por el Instituto Nacional Electoral. Los comicios federales del 2021 requerirán el despliegue de un millón 450,000 funcionarios de casilla, para cubrir 164,500 casillas. Además de las boletas, las urnas y las mamparas, deberían ser enviadas cajas-paquete con la documentación electoral.

En su versión más reciente (los comicios del 2018) esas cajas-paquete, elaboradas con polipropeno aunque parecían de cartón corrugado, pesaban más de 20 kilos y en muchos casos resultaron dañadas, principalmente de las asas. Para evitar maltratos y alteraciones a las boletas y las actas electorales, ahora la autoridad electoral quiere utilizar mochilas de poliéster para trasladar y almacenar el material electoral.

Nuevo kit para las casillas. Hace dos semanas, los representantes de los partidos políticos conocieron la propuesta de la Dirección Ejecutiva de Organización Electoral para modificar la normatividad, los modelos de la documentación y los materiales que serán distribuidos a las 64,000 casillas que se instalarán el próximo 6 de junio del 2020.

La mochila-paquete electoral podría repartirse en los 300 distritos electorales federales y también –de acuerdo a la propuesta formulada hace dos semanas al interior de la Comisión de Organización electoral del INE– se utilizaría en los comicios locales en la CDMX y el Estado de México.

Para su elaboración requerirán a los proveedores materiales reutilizables de poliéster, para garantizar su resistencia; tendría un cierre de plástico y acabados artesanales (costuras). Además del diseño, lo que preocupó a los asistentes a la reunión fueron detalles sobre el costo y la maleabilidad del aditamento. Pero sobre todo, la seguridad de la paquetería electoral.

Las especificaciones técnicas señalan que la mochila se construirá en “tela” de poliéster –no en lona– y el cierre, de plástico, con un cincho entre el cierre y la argolla, ambos adheridos a un sustrato de tela. Sobre el habitáculo para la tinta indeleble, ninguna especificación.

La propuesta de la mochila-paquete suscitó un intenso debate al interior de la Comisión de Organización Electoral del INE y su autorización está pendiente.

Paradojas de la democracia en tiempos de la Covid-19: el INE gestionó un presupuesto de 22,000 millones de pesos para el 2021 pero sus áreas técnicas argumentan que no tienen solvencia para equipar las casillas electorales de una manera segura y funcional.

¿La austeridad electoral? Para ahorrar, el INE no encargará a sus proveedores la fabricación de canceles electorales portátiles, pues reutilizará los que tiene embodegados. Tal vez requiera 50,000 canceles, cuyo costo será cargado a los OPLES. ¿La austeridad se impondrá a las medidas sanitarias? La concurrencia de las elecciones hará que los votantes de 15 entidades federativas depositen su voto en cuatro urnas distintas… ¿sin la sana distancia o mamparas suficientes?

Las urnas también serán reutilizadas, con nuevos forros. Ya no se usarán las bases porta-urnas. Y para las mamparas especiales, se propuso un ajuste en el criterio de dotación de éstas, previéndose que solo se entregue una por domicilio y no una por casilla y por lo tanto, no se requerirían adicionales.

La Comisión de Organización Electoral del INE también conoció de una propuesta de modificación del modelo de marcador de credenciales a un tipo de crayón de uso industrial. Se señaló que se ha previsto dotar a las casillas de solo cinco piezas. Se argumentó que por causa de las fake news no hay confianza de la ciudadanía en el lápiz marcador y se reconoció que tenía algunas deficiencias, así que habría que regresar a un crayón “mejorado”, aunque también se omitió señalar porqué se dejaron de usar los crayones hace ya seis años.

Efectos secundarios

TOZUDEZ. Cerrado el registro de los aspirantes a la presidencia y la secretaría general de Morena, queda en manos del INE determinar la validez de los registros y establecer el mecanismo para depurar la lista de seis finalistas para cada uno de esos cargos. Mientras, el Tribunal Electoral del Poder Judicial deberá resolver un incidente promovido por Alfonso Ramírez Cuéllar que busca frenar la aplicación de las encuestas y –por ende– prorrogar el mandato del presidente interino del partido gobernante.

INCLUSIÓN. El paquete presupuestal presentado por la Secretaría de Hacienda ante la Cámara de Diputados, para su análisis y aprobación, incluye un Anexo Transversal Anticorrupción (ATA) en el presupuesto de Egreso de la Federación. La propuesta contempla destinar 3,315.8 millones de pesos para el combate de la corrupción y las dependencias que dispondrán de la mayor cantidad de recursos para poder cumplir con las 40 prioridades de la Política Nacional Anticorrupción, son: el Consejo de la Judicatura Federal con 1,504.7 millones de pesos, la Secretaría de la Función Pública, con 1,116.3 millones y la Unidad de Inteligencia Financiera, con 170 millones. La Fiscalía Anticorrupción tiene asignado 123.5 millones de pesos, lo que representa 0.7% de los recursos destinados a la Fiscalía General. La publicación del ATA es un avance en materia de transparencia presupuestaria del gasto anticorrupción. Sin embargo, es claro que aún queda un largo camino por recorrer, pues deben incluirse en el ejercicio otras dependencias que participan en la lucha anticorrupción, y se deben generar indicadores de resultados para poder medir la eficiencia y eficacia del gasto.

Twitter: @aguirre_alberto

Menú de accesibilidad