Anaya se hizo de tres partidos

joaquin-lopezdoriga1

Joaquín López-DórigaEn Privado

Los hay inconformes con su normalidad.  Florestán

Los hay inconformes con su normalidad.  Florestán

 

Cuando en el otoño de 2012 me refería a Ricardo Anaya como El Joven Maravilla, no pude medir hasta dónde sería capaz de llegar.

Eran los días en que Gustavo Madero, con Santiago Creel, del PAN, y Los Chuchos del PRD, hablaban permanentemente con Miguel Ángel Osorio Chong, Luis Videgaray, Aurelio Nuño, para sacar el Pacto por México, y todos felices fueron a firmarlo al Castillo de Chapultepec el día 2 de la Presidencia de Enrique Peña Nieto, y así siguieron de la mano en el correr de 2013. Se reunían en Los Pinos, cenaban, hablaban y abrazaban el proyecto peñista.

Como prenda de su capacidad queda el mensaje que de memoria dijo Anaya como presidente de la Cámara de Diputados, en el aniversario de la promulgación de la Independencia que encabezó Peña Nieto, el 5 de febrero de 2013 en el Teatro de la República en Querétaro.

Luego impondría su plan para hacerse del partido, como Roberto Madrazo hizo en el PRI, de 2002 a 2005, para desde ahí apropiarse de la candidatura presidencial.

Sin embargo, hizo eso y más.

No solo se apropió del PAN, que controla, sino también de la alianza que formó con el PRD, que le aseguró su candidatura a la Presidencia de la República, a la que luego se sumó Movimiento Ciudadano, sin pasar por el proceso interno de su partido que se llevó a cabo este domingo, algo nunca visto en Acción Nacional, en el que el precandidato presidencial de una coalición se elige candidato del PAN el mismo día que hace su cierre de precampaña, en una boleta en la que solo aparece su nombre y su foto.

Esto lo había adelantado Margarita Zavala, que renunció al PAN en el momento en el que Anaya le dijo que no habría proceso interno, como no lo hubo, lo del domingo fue una farsa.

En fin, que Anaya no solo se hizo del PAN, sino también del control de lo que queda del PRD y de Movimiento Ciudadano, y hoy toca el ukelele, el piano, anda en moto, se trepa a los postes y dice que nos defendió en francés de un problema, aún no identificado, con Canadá.

Anaya será un duro competidor, pero no para José Antonio Meade, sino para Andrés Manuel López Obrador, al que le ha arrimado su discurso también populista.

RETALES

1. IMPUNE. La fiscalía del Estado de México sigue sin una pista sobre la ejecución del diputado federal priista con licencia y precandidato a la alcaldía de Cuautitlán Izcalli, Francisco Rojas;

2. ENGAÑO. Xóchitl Gálvez aseguró, en su campaña a la delegación Miguel Hidalgo, que cumpliría los tres años de encargo, a diferencia de sus antecesores que se largaron antes. Hoy confirma que está hecha de lo mismo: ya negocia su candidatura al Senado por el frente de Anaya y dejar botada la delegación. Son iguales de cualquier color: azul, verde, amarillo; y

3. DORADA. Ya no habrá ninguna investigación ni sanción por la Línea 12 del Metro. Marcelo Ebrard ya es coordinador de Andrés Manuel López Obrador, lo que lo exonera, pues cualquier intento sería una venganza política.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

[email protected]
Twitter: @lopezdoriga o Web: lopezdoriga.com