Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

La pareja te acepta libremente, no te pertenece, expresa Donaldo Colosio a Samuel García

La pareja te acepta libremente, no te pertenece, expresa Donaldo Colosio a Samuel García - Samuel García senador
En la foto, el senador Samuel García. Foto de Facebook

El diputado local Luis Donaldo Colosio envió una carta abierta al senador Samuel García luego de que este reprendiera a su esposa en una transmisión en vivo

Luis Donaldo Colosio Riojas, diputado de Nuevo León por Movimiento Ciudadano (MC), envió una carta abierta al senador Samuel García luego de que reprendió a su esposa, Mariana Rodríguez, durante una transmisión en vivo por “enseñar mucha pierna”.

En su carta, Colosio Riojas recordó que Rodríguez y su esposa tomaron la decisión de llevar un estilo de vida “muy expuesto al público muy expuesto al público”, hecho que los ha acercado a la gente, pero también ha aumentado el grado de escrutinio y crítica que reciben.

El legislador estatal comentó que los comentarios hechos por Samuel García pueden tener un impacto en la relación que lleva con Rodríguez.

Yo sé que amas a Mariana, sin embargo, esos comentarios son inaceptables entre una pareja, así sea por algo que te incomode o no estés conforme”, expresó.

Donaldo Colosio manifestó que como hombres y servidores públicos deben ser especialmente conscientes de cualquier actitud machista o incongruente que se presente en sus acciones diarias.

Eres una buena persona, y ninguno de nosotros estamos por encima de cometer errores, eso nos hace humanos”, expresó Colosio a García.

Reconoció la importancia de pedir perdón, pero resaltó que más allá “está el conscientemente jamás conducirse así en público o privado”.

“Es tu pareja quien, libremente, te acepta; no te pertenece. Tu pareja es aliada y compañera; no subordinada. A la pareja se le respeta, se le apoya y se le impulsa; no se le limita, impone ni silencia”, aseveró.

 

Aquí el contenido íntegro de la carta escrita por Donaldo Colosio a Samuel García:

Samuel,

Mariana y tú han tomado la decisión de llevar un estilo de vida muy expuesto al público. Es una decisión que los ha acercado muchísimo a la gente, por supuesto, pero por ello también es mucho mayor el grado de escrutinio y crítica que recibirán.
Siendo honestos, no me pareció lo que vi en el video. Por un lado por tu comentario, pero además por el impacto que ese tipo de interacciones puedan llegar a tener en su relación de pareja.

Como su amigo, quiero lo mejor para Mariana y para ti y no quiero que ese tipo de intercambios se den entre ustedes. Por pequeñas que sean las agresiones que, consciente o inconscientemente, se den en las relaciones, siempre tienden a mellar hasta el más grande amor.

Yo sé que amas a Mariana, sin embargo, esos comentarios son inaceptables entre una pareja, así sea por algo que te incomode o no estés conforme.

Como hombres y servidores públicos debemos ser especialmente conscientes de cualesquier actitudes machistas o incongruentes que se puedan presentar en nuestras acciones diarias. Nuestra posición como líderes así nos lo exige. Reflexionemos juntos, pues, sobre nuestras masculinidades para que esta información permee en nuestras acciones y nutra nuestra vida pública y privada.

Nunca pierdas de vista que nuestra pareja y familia deben de ser nuestro proyecto de vida, nunca nuestro trabajo. Como amigo te aconsejo que tomes esto como un llamado de atención que te ha hecho la vida para trabajar los aspectos de tu persona que se requieran para corresponderle a tu pareja en la manera que se merece.

Eres una buena persona, y ninguno de nosotros estamos por encima de cometer errores. eso nos hace humanos. Trabajemos siempre, pues, en aprender de todas nuestras experiencias, por amargas o desafortunadas que fueren, y continuamente mejorar nuestra persona.

Pedir perdón y reconocer nuestras faltas será siempre un gran inicio. Sin embargo, más allá de pedir perdón está el conscientemente jamás conducirse así en público o privado. Es tu pareja quien, libremente, te acepta; no te pertenece. Tu pareja es aliada y compañera; no subordinada. A la pareja se le respeta, se le apoya y se le impulsa; no se le limita, impone ni silencia. Toda relación de pareja es complicada, pero la confianza y el respeto son imprescindibles para que el amor funcione. Yo los quiero mucho y quiero que funcionen.

Un abrazo, Donaldo

Con información de López-Dóriga Digital

Donaldo Colosiofeminismomachismonuevo leónSamuel Garcíasenador
Menú de accesibilidad