Suman 5 juicios de amparo contra ratificación de José Romero como director del CIDE
Manifestación afuera del CIDE. Foto de @plumaverdeORG

La comunidad estudiantil del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) ha interpuesto cinco juicios de amparo contra la ratificación de José Antonio Romero Tellaeche como director de la institución.

El pasado 29 de noviembre Romero Tellaeche fue ratificado como director del CIDE tras tres meses de labor como ‘interino’, en un proceso que tanto estudiantes y profesores, como miembros del Consejo Directivo, han calificado de irregular.

Manifestación afuera del CIDE contra el director José Antonio Romero. Foto de EFE

El estudiante Eduardo Muñiz precisó en entrevista con Joaquín López-Dóriga  que el nombramiento de José Antonio Romero carece de legitimidad y legalidad en función de que no se cumplieron dos requisitos para su designación.

El primero, no haber sido consultada la comunidad estudiantil y el segundo que su nombramiento no haya sido ratificado por el Consejo Directivo del CIDE.

A la fecha el Conacyt ha sido incapaz de mostrar las actas de votos del Consejo Directivo, y por lo que sabemos, no obtuvo la mayoría de los votos del Consejo, por lo cual asumimos que es un nombramiento ilegal”, expuso.

De los cinco juicios de amparo interpuestos solo uno ha sido admitido a trámite en el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México.

La demanda fue presentada por el estudiante Víctor Manuel Meade Canales bajo el argumento de irregularidades en el proceso de designación de José Antonio Romero como director del CIDE, entre las que destaca que la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla omitió convocar al proceso de auscultación.

Pese a admitir a trámite el juicio de amparo el juez Segundo de Distrito negó la suspensión provisional de la designación y fijó el 3 de diciembre como fecha para emitir la resolución sobre la suspensión definitiva.

En caso de resultar contraproducentes las sentencias podrán ser impugnadas por la directora del Conacyt y Romero Tellaeche.

Con información de López-Dóriga Digital y El Universal