FGR volverá a solicitar orden de aprehensión contra científicos exfuncionarios del Conacyt

FGR volverá a solicitar orden de aprehensión contra científicos exfuncionarios del Conacyt - Fachada del Conacyt. Foto de El Economista
Fachada del Conacyt. Foto de El Economista

La FGR solicitará nuevamente una orden de aprehensión contra servidores públicos del Conacyt quienes, presuntamente, habrían creado una empresa privada

La Fiscalía General de la República (FGR) confirmó que solicitará, por tercera ocasión, una orden de aprehensión contra científicos, académicos y exfuncionarios del Conacyt, quienes presuntamente habrían creado, autorizado y fondeado una empresa privada para, posteriormente incorporarse a dicho Consejo.

La FGR abrió una carpeta de investigación contra 31 académicos del Conacyt por su presunta responsabilidad en los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícitadelincuencia organizada y peculado.

La nueva petición se realizará después de que un juez federal negó girar órdenes de aprehensión contra los 31 científicos e investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

La Fiscalía detalló que el Juez de Distrito señala en su negativa que la empresa privada que crearon, autorizaron y fondearon servidores públicos del Conacyt, para después incorporarse a ella; y en la que ellos mismos utilizaron recursos federales destinados a la investigación científica para favorecer a dicha empresa privada en su compra de muebles, vehículos, inmuebles, salarios y servicios directos, no es un hecho delictivo, en razón de que el Foro de Consulta señalado en el estatuto del Conacyt, lo autoriza.

“Ese criterio no es aceptable para la Fiscalía General de la República (FGR), ya que un estatuto interno emitido ad-hoc por los propios funcionarios del CONACYT, no puede ir en contra de lo señalado por la Ley de Ciencia y Tecnología y por la Ley Orgánica del propio CONACYT, que son obligatorias para ellos, y que consideran al Foro como un órgano interno de esa Institución, y no permiten, en modo alguno, que dicha dependencia pueda convertirse en una empresa privada, que obtenga sus fondos, sus beneficios, recursos y salarios del presupuesto público destinado a la investigación científica, utilizando dicho estatuto en contra de las leyes ya señaladas, que son de jerarquía superior y obligatoria”, señaló la FGR.

En un inicio, la Fiscalía General de la República (FGR) solicitó las detenciones el 24 de agosto pasado, pero el juez consideró que el caso no estaba bien sustentado.

El caso se remonta a 2019 cuando Conacyt decidió cancelar el financiamiento que se otorgaba al Foro Consultivo Científico y Tecnológico A.C.

La dirección de Conacyt argumentó que el Foro realizaba funciones que ya estaban a cargo del Consejo y que no tenían por qué adjudicarse a terceros, además de que presumió irregularidades en la asignación de recursos.

Sin embargo, los ministros de la Corte determinaron que el financiamiento al Foro se realizó al amparo del marco legal que existía en aquel momento.

Conacyt acusó entonces que entre 2013 y 2018 se implementó un esquema a través del Foro para recibir alrededor de 200 millones de pesos “para el sostenimiento de una amplia plantilla de personal administrativo y de investigadores”.

Señaló que el dinero también fue “para sufragar gastos relativos a telefonía celular, viáticos, seguridad privada, gestión de redes sociales, seguimiento legislativo, servicio de bocadillos y otros”.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, el presupuesto excedió lo necesario para el cumplimiento de las funciones del Foro.

La asociación civil se defendió entonces señalando que “en el último año y medio se invirtió 0.36 por ciento en telefonía celular; 0.67 por ciento en bocadillos; 7 por ciento en servicios generales; 18.92 por ciento en servicios personales para la administración y operación, y 70.7 por ciento en el desarrollo de proyectos”.

No obstante, Conacyt denunció a 31 científicos e investigadores, que encabezaban los Comités Técnicos de Administración (CTA), a través de los cuales se aprobaban los proyectos que a su vez, se asignaban al Foro.

Esas autorizaciones existieron, pero se realizaron al amparo de la ley. No hay ningún origen ilícito de los recursos. El dinero se aprobó siguiendo los procedimientos adecuados. No es dinero que pasó por nuestras manos ni hay recursos escondidos en cuentas secretas personales o propiedades, ni riquezas inexplicables. Eso se puede verificar si lo indagan”, dijo uno de los académicos denunciados a Animal Político.

La Fiscalía General de la República atrajo el caso y en agosto pasado oficiales de la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada (FEDO) comenzaron a visitar a los investigadores denunciados para verificar su domicilio y notificarles de la existencia de una investigación penal en su contra.

Más temprano, Enrique Graue, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), calificó de ‘inconcebible’ la acusación contra científicos e investigadores del Conacyt.

Al iniciar la Ceremonia de Cancelación de la Estampilla Postal por los 100 años del Escudo y Lema de la UNAM, el rector Graue Wiechers señaló como un despropósito la acusación contra los académicos.

A nombre de la Máxima Casa de Estudios el rector externó su confianza en la correcta y proporcionada aplicación de la justicia.

Añadió que “creemos firmemente en la división de poderes y en su autonomía con un respeto irrestricto a la defensa de los posibles involucrados”.

Finalmente el Dr. Enrique Graue indicó que se mantendrían atentos al caso.

Con información de López-Dóriga Digital

científicosConacytdenucniapeculado
Menú de accesibilidad