Zelenski acusa a Rusia en la ONU de genocidio; “no se puede confiar en el diablo”, dice
Volodimir Zelenski ante Asamblea General de la ONU. Foto de EFE/EPA/JUSTIN LANE

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, intervino por primera vez en persona en la Asamblea General de la ONU, en la que acusó a Rusia de tratar de ganarse el apoyo de ciertos países con tratos bajo la mesa, y advirtió que “no se puede confiar en el diablo”.

Vestido de caqui, Zelenski, que fue el líder más aplaudido al entrar en el hemiciclo, pronunció su discurso en inglés, y aseguró que presentará ante el Consejo de Seguridad los detalles de su plan de paz, que hasta ahora cuenta con el apoyo firme de la Unión Europea y Estados Unidos.

Zelenski era el líder más esperado en esta Semana de Alto Nivel; pero ni siquiera va a cruzarse en los pasillos con el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, que aún no ha llegado a Nueva York.

El presidente ucraniano utilizó su discurso para alertar al mundo de que Rusia, al atacar a Ucrania, pone en peligro a todos al utilizar como armas el poder nuclear, los alimentos o los productos energéticos.

Así, dijo que el abandono de Rusia de los Acuerdos del Mar Negro -que permitían la exportación de grano ucraniano y fertilizantes rusos por un corredor seguro- está afectando a países muy diversos, entre los que mencionó a Argelia, España, Indonesia y China.

El peligro más inminente en este momento es para los países fronterizos con Rusia, que “casi ha absorbido a Bielorrusia y ahora es una amenaza obvia para Kazajistán y otros Estados bálticos”, advirtió Zelenski.

El líder ucraniano se refirió también a las fisuras dentro de la Unión Europea, cuando tres países del bloque (Polonia, Eslovaquia y Hungría) anunciaron que vetarían el grano ucraniano.

Algunos de nuestros amigos en Europa juegan con la solidaridad en el teatro político añadiendo tensiones sobre el grano, pero en realidad están allanando el camino a Moscú”, advirtió Zelenski.

Refirió además que Rusia comete genocidio al llevarse de Ucrania a decenas de miles de niños, a quienes dijo, se les siembra un sentimiento de odio y se ven rotos sus lazos familiares.

Estamos tratando de traer a estos niños de vuelta a casa, pero el tiempo avanza. ¿Qué les sucederá? En Rusia se les enseña a odiar a Ucrania, y todos los vínculos con sus familias se rompen. Es claramente un genocidio”, afirmó.

En todo caso, su discurso no fue tan aplaudido como el del año pasado, cuando se dirigió a la Asamblea por videoconferencia; en el año transcurrido, se ha puesto en evidencia que varios países africanos y latinoamericanos, además de China, están abogando porque Ucrania entre en una negociación de paz sin condiciones.

El miércoles, el presidente Zelenski participará personalmente en el Consejo de Seguridad, arropado por varios líderes europeos, y luego tiene previsto viajar a Washington, donde hablará ante el Senado de Estados Unidos.

Con información de EFE