Reino Unido recibe a líderes mundiales para funeral de Isabel II
Flores y regalos en memoria de la reina Isabel II. Foto de EFE

Reino Unido recibe a los jefes de Estado y dignatarios mundiales que asistirán el lunes al funeral de la reina Isabel II, fallecida a los 96 años tras siete décadas en el trono.

El rey Carlos III ejercerá de anfitrión en una recepción en el palacio de Buckingham con los principales líderes desplazados a Londres que comenzará en torno a las 18:00 h local.

Los mandatarios y representantes de las delegaciones internacionales podrán acceder durante la jornada a la capilla ardiente de la soberana, instalada en el palacio de Westminster, por la que continuarán pasando miles de personas hasta la mañana del lunes.

Miembros de las principales familias reales europeas han confirmado que estarán presentes en el funeral de Isabel II, entre ellos los reyes de España, Felipe VI y Letizia, los reyes de Bélgica, Felipe y Matilde, así como los monarcas de Países Bajos, Noruega, Suecia, Dinamarca y Mónaco.

También estarán en Londres el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el de Francia, Emmanuel Macron, el de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, el italiano, Sergio Mattarella, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Los emperadores de Japón, Naruhito y Masako, partieron el sábado hacia Reino Unido en el que supone su primer viaje al extranjero desde que ascendieron al trono, en 2019.

China enviará a su vicepresidente Wang Qishan y se espera que esté asimismo en Londres para reunirse con Carlos III el príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salmán, si bien la cadena Sky News asegura que no asistirá al servicio religioso.

La primera ministra británica, Liz Truss, aprovechará la presencia de mandatarios mundiales para mantener entrevistas con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, el presidente de Polonia, Andrzej Duda, y el primer ministro irlandés, Micheál Martin.

La reunión que estaba prevista entre Truss y Biden ha sido cancelada, y ambos se encontrarán en cambio el miércoles en el marco de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York.

Con información de EFE