SARS-CoV-2 se investiga como posible causante de la hepatitis infantil aguda
Foto de Martha Dominguez de Gouveia for Unsplash.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) investiga junto con la Organización Mundial de la Salud (OMS) la posible relación del virus del SARS-CoV-2 con la hepatitis infantil aguda.

El doctor Enrique Pérez, jefe de Gestión de Información y Evaluación de Riesgos de la OPS, detalló que al 15 de mayo se han reportado 429 casos probables de hepatitis infantil aguda en 22 países.

Del total de casos el 75 por ciento se ha presentado en menores de 5 años. Asimismo se reporta la muerte de seis niños y 26 que requieren trasplante de hígado.

Hay varios estudios de investigación en curso (pero) la información que actualmente tenemos disponible sobre la epidemiología, el laboratorio y la clínica continua sigue siendo limitada y hasta el momento no hemos podido identificar el agente biológico causante del evento. Puede tomar algún tiempo”, refirió.

Como hipótesis se sugiere que uno de los agentes involucrados en la hepatitis infantil aguda es el adenovirus F41 , además de asociarse “causas concomitantes” (que ocurre durante el mismo período de tiempo).

Se está investigando el rol del virus SARS-CoV-2, ya sea como una coinfección o como una infección previa en pacientes que adquieren la infección por adenovirus”, expuso el especialista.

En este sentido el doctor Enrique Pérez apuntó que en la literatura científica surgió la hipótesis de que una infección por COVID-19 en niños podría persistir en el intestino, con lo que cuando hay una infección de adenovirus o un sistema inmunológico activado puede surgir la inflamación característica de la hepatitis aguda.

Sin embargo, sostuvo que “esta es solo una hipótesis y no hay suficientes datos aún para respaldarla”, cuando en adultos se ha comprobado que el SARS-CoV-2 se asocia a la hepatitis.

Por lo tanto, ¿qué estamos haciendo? Considerando la situación estamos trabajando con todos los países miembros de esta región para focalizar sus esfuerzos en investigar los casos que cumplan con esa definición operativa que se ha pasado a los países, en lugar de implementar una vigilancia universal”, expuso.

Agregó que la OPS/OMS ha propuesto un formulario estandarizado para la recolección de datos y la notificación de los mismos, para orientar la investigación, y al mismo tiempo se están realizando varios estudios para determinar la etiología del padecimiento.

En la medida que se avance en la investigación se estarán emitiendo y actualizando las recomendaciones de prevención, tratamiento y control”, mencionó.

Con información de López-Dóriga Digital