Niña autista muere tras caer de cuarto piso en Nueva York

Niña autista muere tras caer de cuarto piso en Nueva York - La niña cayó al estacionamiento de su edificio ubicado en Nueva York. Foto de NY Daily News
La niña cayó al estacionamiento de su edificio ubicado en Nueva York. Foto de NY Daily News

Helena Flores era autista y tenía cuatro años de edad cuando el sábado cayó desde su cuarto al estacionamiento de su edificio, en Nueva York

Una niña autista de cuatro años de edad murió la tarde del sábado tras caer del cuarto piso del edificio donde vivía, en el BronxNueva York.

Primeras investigaciones señalan que Helena Flores subió a una de las ventanas de su habitación y la abrió, después de que sus padres la habían dejado alrededor de dos pulgadas abierta para ventilar el espacio.

Ella era amada y estaba segura. Toda mi casa está a prueba de niños porque Helena era autista“, declaró la madre Hilda Flores.

Médicos informaron que Helena Flores murió de manera instantánea. Foto de NY Daily News
Médicos informaron que Helena Flores murió de manera instantánea. Foto de NY Daily News

La mujer detalló que pasaron por alto el detalle de la ventana dado que, como en la habitación de la menor había dos radiadores, buscaban evitar que el calor se encerrara demasiado.

Helena era muy inteligente, muy brillante. Tenía autismo de alto funcionamiento, pero era brillante. Ella era muy atlética, gimnasta, siempre estaba trepando y saltando“, añadió.

Cuando ocurrió el accidente, la madre de Helena estaba durmiendo porque sufre de problemas de espalda y acababa de tomar relajantes musculares.

Su hermana, quien estaba en el sitio cuidando a los otros niños de la familia, fue la primera en notar la ausencia de la niña en su cuarto, iniciando la búsqueda en el departamento para luego dar aviso a Hilda.

Al ver la ventana totalmente abierta y asomarse, se percataron que la menor había caído al pavimento, trasladándola de manera inmediata al Hospital Lincoln, donde fue declarada muerta.

Nos dijeron que había muerto en el impacto, aunque ninguna cantidad de palabras podría consolar a mi familia y a mí, (ni) saber que no sufrió“, añadió.

Helena había cumplido cuatro años el martes pasado, logrando apagar por sí misma las velas de su pastel, “algo grande” para ella dada su condición. Sus padres le habían preparado una fiesta el domingo, misma que fue cancelada.

Con información de New York Daily News

autistaEl BronxHelena FloresmuerteniñaNueva York

Menú de accesibilidad