Huracán Laura mantiene potencial catastrófico como Categoría 2; hay alerta máxima en varios estados
Foto de @Jeff_Piotrowski

Tras el paso del huracán Laura por Texas y Luisiana, las autoridades confirmaron que hay más de 490 mil hogares sin electricidad.

De acuerdo con el reporte más reciente, en Luisiana 390 mil 673 hogares no tienen electricidad y 100 mil 924 en Texas.

Laura tocó tierra poco después de la medianoche del tiempo local, cerca de Cameron, en Luisiana.

Rápidamente, se debilitó y, actualmente, es un huracán de Categoría 2, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC).

Los especialistas señalaron que Laura es una de las tormentas más fuertes que jamás hayan azotado la costa del Golfo de México en Estados Unidos y provocó el desalojo de más de medio millón de residentes de dicha zona.

El NHC advirtió que el peligro por Laura no ha pasado pues continuarán los altos oleajes, los vientos extremos y las inundaciones.

Los daños

En Lake Charles, después de la llegada del ojo del huracán, se observaron daños generalizados. El edificio más alto del centro de la ciudad, conocido como Capital OneTower, sufrió daños importantes.

Una torre de transmisión de televisión de más de 100 metros de altura, perteneciente a KPLC-TV, afiliada local de ABC y NBC, quedó destrozada por los vientos extremos de Laura. La torre fue construida en 1954 y sobrevivió al huracán Audrey en 1957 y al huracán Rita en 2005.

Se estima que, debido a la fuerza del huracán, los cortes de energía pueden durar meses en algunos lugares, y áreas amplias pueden quedar inhabitables durante semanas o meses.

La amenaza de la devastación por Laura planteó un nuevo desafío de ayuda en casos de desastre para un gobierno que también hace frente a la pandemia de coronavirus.

Entre las partes de Louisiana que estaban bajo órdenes de evacuación se encontraban áreas que presentaban altas tasas de pruebas positivas de COVID-19.

Temerosos de abrir refugios masivos durante la pandemia, los funcionarios de Texas en cambio colocaron a los evacuados en hoteles, pero Austin dejó de recibir a damnificados antes del amanecer porque los funcionarios dijeron que se quedaron sin habitaciones.

Otros desalojados llamaron a la línea de información 211 del estado y fueron dirigidos a Ennis, en las afueras de Dallas, donde solamente les informaron que ya no había lugares disponibles.

Se espera que Laura cause inundaciones generalizadas en estados alejados de la costa.

Se emitieron alertas de inundaciones para gran parte de Arkansas, y los meteorólogos prevén que fuertes lluvias afectarán el viernes partes de Missouri, Tennessee y KentuckyLaura es tan poderosa que se espera que vuelva a convertirse en tormenta tropical una vez que llegue al Océano Atlántico, amenazando potencialmente al noreste.

Con información de López-Dóriga Digital