El autor de la foto más famosa de la visita de Obama a Cuba

El autor de la foto más famosa de la visita de Obama a Cuba - Foto de Reuters.
Foto de Reuters.

El fotógrafo Yander Alberto Zamora explicó por qué no firmó la postal del Air Force One llegando a La Habana

El fotógrafo Yander Alberto Zamora se encontraba en el momento en que tomó una foto que quedará como histórica. El joven tomó esa foto, que fue publicada por la agencia Reuters y se hizo viral en las redes sociales a partir del domingo pasado, cuando el presidente de Estados Unidos aterrizó en La Habana en el Air Force One.

Fue tal la repercusión que tuvo la fotografía por lo que representa la imagen: un monstruo de la tecnología sobrevolando las pequeñas calles y casas de la capital cubana, y el sentimiento de poder de la superpotencia que trata de imponer el modelo capitalista en una región del mundo que hasta ahora había evitado entrar en ella.

Luego de la euforia que causó la foto, todo mundo se preguntaba quién era el autor. En la página de la agencia no hay información sobre el autor, solo la mención de “corresponsal”. Incluso en Twitter se armó un debate sobre si el fotógrafo prefirió el anonimato.

Pero Huffington Post contactó con el fotógrafo, que finalmente ha decidido salir del anonimato y dar a conocer su nombre, para esclarecer los motivos por los que no quiso publicarlo en un primer momento y contar las dificultades que tienen los periodistas en su país.

Yander Zamora trabaja en el periódico Granma, el diario del Partido Comunista de Cuba (PCC), ampliamente leído en la isla. “Aunque colaborar con medios extranjeros no está prohibido por la legislación, está muy mal visto”, explica el reportero.

En un país donde no existe una Ley de Medio, pero sí ciertos estatutos y códigos de ética en cada uno de los medios y en la Unión de Periodistas de Cuba, “la mayoría de periodistas y fotógrafos de prensa nacional se cuidan de que sus nombres aparezcan en los créditos”, explicó Zamora.

 

Foto de Reuters.
Foto de Yander Alberto Zamora/ Reuters

 

Periodismo en Cuba, por 20 dólares al mes

“Este sector (el periodismo) es uno de los que tiene los salarios más bajos”, señala Yander, de 33 años (y 12 de experiencia), quien indica que el promedio de salario que percibe un periodista en Cuba es de 20 dólares al mes (348 pesos mexicanos al mes).

Yander, por esa razón, indica que para los periodistas cubanos es vital colaborar con otros medios, porque si bien no corre ningún riesgo trabajando para Granma, sí lo es “el no poder llegar a fin de mes”.

Zamora vive con emoción lo que ha sucedido últimamente en su país. Cubrió la visita de Barack Obama en el país, y también estuvo en el arribo de The Rolling Stones a Cuba. “Creo que Cuba ha cambiado”, apunta, “sobre todo desde 2011 cuando se empezaron a aplicar las reformas impulsadas por Raúl Castro”. No obstante, señala que “a la isla aún le falta muchísimo por corregir”.

 

Listo para despedir a #Obama

Una foto publicada por Yander Zamora (@yanderzamora) el

La histórica foto

Con un equipo de segunda mano (ya que le es imposible hacerse de equipo nuevo), Yander se acercó al lugar donde tomó la foto, pero con una idea diferente.

“Tenía que intentar hacer la foto del avión llegando al aeropuerto y lograr que se viera uno de los carteles en los que ponía ‘La Habana”, indicó.

Sin embargo, los agentes de seguridad no le permitieron estar en el punto necesario para hacer la foto, así que Yander se puso a dar vueltas, alejándose un poco del aeropuerto, “pero siempre sin perder de vista la línea por la que según los vecinos de la zona pasaría el Air Force One”.

Así, renunció a su idea de buscar un cartel con el nombre de la capital para su foto deseada. Se sentó en una cafetería a tomar algo y entonces vio que “No necesitaba carteles. Tenía que abrir bien el angular y que se viese Cuba, lo cotidiano”.

Hizo algunas pruebas con dos aviones que entraron antes que el Air Force One, y luego de ello, unos vecinos en la casa de en frente de donde estaba sentado le informaron de la proximidad del avión. Le indicaron que era cuestión de minutos.

“Se pararon dos coches, luego otro… se sintió la turbina del avión, apunté y pude lograr la secuencia completa”, explica orgulloso.

“Era la foto que quería, la que tenía pensada y estaba seguro que funcionaría para la agencia aunque la verdad es que no imaginé que tendría el alcance que tiene hoy”.

Con información de The Huffington Post

 

cubaEstados Unidosfotografía