El Nobel vuelve a la normalidad tras dos años de restricciones por pandemia
El Nobel vuelve a la normalidad tras dos años de restricciones por pandemia. Foto de EFE

Los premios Nobel reeditarán, con el inicio de la ronda de ganadores, una nueva edición de los reputados galardones que, por primera vez en dos años, recuperan su formato habitual en todo el proceso tras las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus.

Six days, six prizes: who will be awarded a Nobel Prize this year?

Only ten days to go until the 2022 Nobel Prize…

Publicado por Nobel Prize en Viernes, 23 de septiembre de 2022

Entre los días 3 y 10 se conocerá el nombre de los ganadores en las seis categorías en las que se dividen los premios: Medicina o Fisiología, Química, Física, Literatura, de la Paz y Economía, por este orden.

La pandemia no ha afectado en este tiempo al proceso de selección, aunque sí ha puesto limitaciones a los anuncios y, sobre todo, a la doble ceremonia de entrega en diciembre, en Estocolmo y en Oslo, que quedó reducida a un programa mínimo y en formato virtual, sin que los ganadores pudiesen viajar a recoger sus galardones.

De ahí que la Fundación Nobel haya decidido este año invitar también a la semana de festividades dentro de dos meses en la capital sueca a los ganadores de las dos anteriores ediciones y recuperar la habitual ceremonia en el Koncerthus y el banquete posterior en el Ayuntamiento.

También se espera que el Comité Nobel noruego, aunque todavía no hay confirmación oficial, recupere el formato habitual para el premio de la Paz, que se falla y entrega en Oslo por deseo expreso del creador de los centenarios premios, el magnate sueco Alfred Nobel, ya que Noruega formaba parte en su época del Reino de Suecia.

Nobel (1833-1896) se hizo millonario con sus inventos, pero las consecuencias del más famoso, la dinamita, lo convencieron para legar su fortuna a crear unos premios que reconociesen los logros en los campos del conocimiento, las letras y la lucha por la paz.

Así, dispuso en su testamento que su dinero se invirtiese en valores inmobiliarios y seguros, y que los intereses se dividieran en cinco partes iguales para premiar a personalidades en otros tantos campos, independientemente de su nacionalidad.

Seis décadas después, el Banco de Suecia instituyó un sexto premio Nobel, el de Economía, que se otorga desde 1969.

Todos los Nobel siguen un proceso de elección similar: científicos, académicos o profesores universitarios nominan a sus candidatos y los distintos comités Nobel establecen varias cribas para elegir al ganador o ganadores, hasta tres por premio.

Y tienen la misma dotación económica, este año de 10 millones de coronas suecas (882 mil dólares).

Desde que en 1901 se falló la primera edición de los premios, los Nobel -que han quedado desiertos en 49 ocasiones- han distinguido a 943 personas y 25 organizaciones, algunos varias veces, como el Comité Internacional de la Cruz Roja, el bioquímico estadounidense Linus Pauling o la científica Marie Curie.

Curie ganó el de Física en 1903, compartido con su esposo Pierre y Henri Becquerel, y el de Química en solitario en 1911, una rareza en el palmarés de los Nobel, en los que no obstante las mujeres tienen un papel marginal.

Apenas el 6 por ciento del total de premiados son mujeres (58 en total) y, la mitad de ellas (29), han sido distinguidas en las dos últimas décadas.

En la pasada edición solo hubo una mujer entre los trece galardonados: la periodista filipina Maria Ressa, que compartió el premio de la Paz con el ruso Dmitri Murátov.

Las mujeres ostentan no obstante un récord en el palmarés del Nobel, el de la ganadora más joven en cualquier categoría: la activista paquistaní Malala Yousafzai, que se llevó el premio de la Paz en 2014 a los 17 años.

Quién sucederá a Ress y Muratov en el palmarés del premio de la Paz y al tanzano-británico Abdulrazak Gurnah en el de Literatura son las grandes incógnitas en las quinielas previas de este año para los dos galardones que más expectación despiertan.

Autores como el francés Michel Houllebecq, el británico Salman Rushdie, el keniano Ngugi Wa Thiongo, las canadienses Anne Carson y Margaret Atwood y la rusa Liudmila Ulítskaya son algunos de los nombres que suenan en una lista interminable sin ningún favorito claro.

El mismo panorama se presenta para el Nobel de la Paz, con candidatos como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la activista medioambiental sueca Greta Thunberg, el Centro Palestino para los Derechos Humanos, la opositora bielorrusa Svetlana Tijanóvskaya y el ruso Alexéi Navalni.

Con información de EFE