Corridas de toros volverán a la Plaza México, determina SCJN
Imagen de archivo de la Plaza de Toros México CDMX. Foto de EFE

Las corridas de toros volverán a la Plaza México de la capital de la República.

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó el amparo que impedía realizar corridas de toros en el Coso de Insurgentes desde junio de 2022.

Los ministros consideraron que para la suspensión contra las corridas de toros no se cumplieron los requisitos mínimos que previene la Ley de Amparo, esto “al considerar que tratándose de un asunto en el que se argumenta tener un interés legítimo (no jurídico), el solicitante de la suspensión debe acreditar la existencia de un daño inminente e irreparable con la ejecución del acto reclamado, lo que en la etapa procesal que se revisó, no quedó demostrado”.

Atento a ello, habiendo terceros que tienen autorizaciones legales, regulares y vigentes para desarrollar esas actividades, la ausencia de demostración de aquellas exigencias llevaría a obtener de manera anticipada, un resultado que sólo puede producirse con el fallo definitivo del juicio de amparo, al dejar sin efecto las licencias respectivas”, expuso la Suprema Corte.

Las corridas podrán ser reanudadas una vez que sea notificada la decisión de la Suprema Corte, que se espera ocurra en próximos días.

Un juez ordenó en junio de 2022 la suspensión definitiva de los espectáculos taurinos en la Plaza México, considerada la más grande del mundo, lo que significó en su momento un golpe sin precedentes en la historia de la tauromaquia mexicana.

Dos semanas antes de dicha decisión, la organización llamada Justicia Justa llevó hasta un tribunal federal la petición de prohibición de corridas en la Plaza México amparándose en que la Constitución federal mexicana prohíbe el maltrato animal.

Además exigió la suspensión cautelar de los festejos taurinos mientras se determina la resolución final.

Esto último prosperó y fue ratificado tras presentar la jueza Rosa Iliana Noriega un recurso para suspender la prohibición cautelar del juez Primero de Distrito, Jonathan Bass Herrera, al considerar que “se adelantó a su criterio y no actuó con equilibrio al suspender las corridas de toros”.

Dos de los tres magistrados del Vigésimo Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa concluyeron como procedente la suspensión cautelar, ya que la medida privilegiaba el derecho a un ambiente sano.

Con información de López-Dóriga Digital