Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

El verano no será suficiente para derrotar al coronavirus

El verano no será suficiente para derrotar al coronavirus - Hombre secándose el sudor bajo el Sol de la Ciudad de México. Foto de Notimex
Hombre secándose el sudor bajo el Sol de la Ciudad de México. Foto de Notimex

Científicos hallaron una posible relación entre las temperaturas altas y un descenso de casos de COVID-19, pero la llegada del verano no sería suficiente

A pesar de que un estudio halló una posible correlación entre el aumento de la temperatura y la reducción de contagios de COVID-19, el verano no será suficiente para combatir la pandemia.

Fernando Belsa, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) del Gobierno de España, explicó que su equipo halló que a menor temperatura hay una “mayor afectación” del nuevo coronavirus.

Investigadores españoles analizaron la temperatura promedio de cada comunidad autónoma durante 14 días y el número de contagios acumulados por cada 100 mil habitantes. En tal lapso se mantuvo un patrón a la baja de casos a mayor calor.

No obstante, hay otros factores que influyen en la propagación de la enfermedad.

 

 

De acuerdo con el epidemiólogo Carl Heneghan, director del Centro para la Medicina Basada en la Evidencia, de la Universidad de Oxford, el SARS-CoV-2, causante del COVID-19, tiene una ‘envoltura lipídica‘ que debería hacerlo más sensible a cambios en la temperatura, en la humedad relativa y en la radiación ultravioleta.

“Hay algunas evidencias que sugieren que el virus del COVID-19 podría transmitirse de manera menos eficiente en entornos con mayor temperatura y humedad”, se señala, sin embargo, esto no sería suficiente para una disminución significativa en la propagación de la enfermedad.

Además, el SARS-CoV-2 tiene la ventaja de ser nuevo y de que pocos individuos o ninguno son inmunes.

Respecto a los hallazgos de la Aemet, la epidemióloga Cristina Linares señaló que son resultados preliminares y que habría que evaluar la actividad humana, las medidas de contención, la densidad de población, entre otros factores.

El también epidemiólogo Francisco Bolúmar coincidió en que la iniciativa es interesante para un posible segundo brote, debido a que el periodo analizado es muy corto y no considera variables como las diferencias en el desarrollo industrial o en el uso del transporte público en las diferentes comunidades autónomas.

De esta forma no hay indicios fiables que la llegada del verano derrote al COVID-19.

Con información de El País

calorcontagioscoronaviruscovid-19verano
Menú de accesibilidad