Detectan ondas gravitacionales por la colisión de agujeros negros


Detectan ondas gravitacionales por la colisión de agujeros negros - Foto de Ligo
Foto de Ligo

Las ondas gravitacionales resultaron de la colisión de agujeros negros, formando uno 80 veces más grande que el Sol

El Observatorio de Ondas Gravitacionales por Interferómetro Láser (LIGO) de Estados Unidos y la Universidad Nacional de Australia (ANU) dieron a conocer la detección de ondas gravitacionales que resultaron de la colisión de agujeros negros y que, finalmente, ocasionó la formación de uno 80 veces más grande que el Sol.

El equipo señaló que la fusión del sistema binario de agujeros negros fue detectada el 29 de julio de 2017 a más de 9 mil millones de años luz y que eso dio como resultado el agujero más grande conocido en el universo.

El evento ocasionó que los agujeros se mantuvieran girando a mayor velocidad en las rotaciones observadas lo que generó una fusión, misma que también es considerada la más distante que se ha observado hasta el momento.

Se trata de cuatro sistemas de rotación binarios que combinaron distintos agujeros negros que se aplastaban juntos e irradiaban fuertes ondas gravitacionales al espacio.

El descubrimiento se dio tras el análisis de los datos de ondas gravitacionales obtenidas por el instituto.

Las ondas, fueron una de las predicciones de Albert Einstein, son vibraciones de espacio-tiempo que produce sucesos violentos en el universo tal como las explosiones de estrellas y colisiones que producen una gran cantidad de energía.

Con información de EFE

#Espaciocolisiónondas gravitacionalesuniverso