¿Qué hacer cuando un niño tiene fiebre?


¿Qué hacer cuando un niño tiene fiebre? - Foto de internet
Foto de internet

Es importante tener presente que la fiebre es un mecanismo de defensa del cuerpo, no una enfermedad; por lo que no se debe dar tratamiento si el menor no se encuentra molesto

La fiebre en los niños es una de las situaciones más alarmantes para los padres y una de las causas más frecuentes de consulta médica.

A pesar de que la gripe, catarros o laringitis son padecimientos que rápidamente afectan a los pequeños, es importante siempre mantener la calma.

Es importante tener presente que la fiebre es un mecanismo de defensa del cuerpo, no una enfermedad; por lo que no se debe dar tratamiento si el menor no se encuentra molesto.

De acuerdo con la directora médica y doctora de Medicina Familiar de MediQuo, Judit Calpe, “para comprobar si tiene fiebre, lo más recomendable es tomar la temperatura en la axila. Si está por encima de 38º celsius y el niño no vomita, se le puede dar un antitérmico recomendado por un especialista de forma oral, por ejemplo paracetamol. Si lo devuelve antes de 15 minutos, hay que repetir la dosis”.

Foto de internet

 

En algunas ocasiones, para disminuir la temperatura es importante mantener el ambiente fresco en el hogar, no abrigar en exceso al niño y darle de beber muchos líquidos para mantenerlo hidratado.

Además, se desaconseja completamente bañar al pequeño, colocar en la frente paños fríos, friegas y similares, pues una diferencia brusca de temperatura lo perjudicaría.

Si un menor tiene la temperatura alta, no todos los casos ameritan una consulta con el médico.

¿Cuándo debe ir un niño al pediatra?

  • Cuando no le baja la fiebre en más de 48 horas.
  • Cuando la irritabilidad no mejora a causa de la infección. Calpe explica en este sentido que el menor debe ser diagnosticado para poder recetar los medicamentos correspondientes.
  • Cuando no tolera los líquidos. El sudor de la fiebre elimina parte del agua en el cuerpo, provocando deshidratación.
  • Cuando salen manchas en la piel además de la alta temperatura, podría tratarse de enfermedades como la varicela o el sarampión.

¿Qué casos ameritan acudir a urgencias?

  • Cuando son menores de tres meses y tienen fiebre.
  • Si el menor no deja de tener alta temperatura y padece de alguna enfermedad crónica grave diagnosticada.
  • Cuando presenta convulsiones o se desmaya.
  • Si respira con dificultad y no disminuye su fiebre.
  • Cuando duerme con frecuencia y le cuesta despertarse.
  • Si salen manchas color rojo en la piel y no desaparecen al estirarla.
  • Cuando tiene el cuello rígido y es incapaz de bajar la cabeza cuando mira hacia las piernas.

Con información de ABC

#niñosfiebresaludtemperatura