#LaPeorMamá. Aguas con la sobreprotección
Foto de Archivo

A nadie nos gusta ver sufrir a los hijos. Se siente feo que estén tristes por algo y por lo mismo tendemos a la sobreprotección. Sin embargo, esta sobreprotección provoca que los niños no generen resiliencia, responsabilidad e independencia. Además de que no sabrán cómo actuar con respecto a sus sentimientos.

El día de hoy vengo a contarles la última del chat del colegio. Ya saben cómo me puede poner de malas ese chat de vez en vez. Y ustedes dirán: Pero están de vacaciones. Y sí, pero aún da de qué hablar.

Llega en el chat del colegio, ese donde nadie puede opinar, en el que solo envían información, las listas de los grupos en los cuales estarán nuestros hijos el siguiente ciclo escolar.

No sé por qué. Para mí, una de las cosas más emocionantes del primer día de escuela era descubrir en qué salón me había tocado y con quién. Pero pues acá nos avisan antes. Supongo que para que los libros ya vengan marcados con el grupo.

Total una mamá muy considerada, envía las listas al chat del salón. Salón que ya no es pero ahí seguimos todas metidas en el chat porque chisme. Y de pronto se dejan venir al menos 7 comentarios del tipo: ¿Cómo, no va a ser el mismo grupo? ¿Los van a revolver? ¿Pero por qué no los dejan como estaban, mi hijx estaba muy feliz con sus compañeros? Ay no, yo voy a hablar para que no los revuelvan, mi hijx va a sufrir mucho con este cambio.

Yo preferí no contestar nada pues me parece que el que revuelvan los salones es algo de lo más normal para que los niños convivan con toda su generación, para que tengan más y nuevos amigxs, etc.

Por ahí alguna mamá sí dijo que siempre los habían revuelto, excepto en los años de pandemia pero que era algo completamente normal.

Pero parece ser que a muchos papás no se les hizo tan normal y de verdad llamaron a la escuela para externar su inconformidad. Tanto así que la escuela decidió enviar el siguiente comunicado:

“Apreciables padres de familia. Recuerden que la vida está llena de cambios y sus hijos se adaptan con facilidad, no los predispongan, ellos se encontrarán bien en el grupo que se les asignó. -El cambio es la ley de la vida. Y aquellos que solo miran al pasado perderán el futuro- (John F. Kennedy)”.

Tengo que aceptar que hasta aplaudí cuando leí el mensaje. Bien ahí escuela.

Dejemos de asumir que todo le hará daño a nuestros hijos y que van a sufrir terriblemente y dejemos que sufran lo que les toca sufrir con los cambios que les tocan vivir a su temprana edad. Eso hará que puedan enfrentar todo lo que la vida les vaya presentando conforme vayan creciendo.

Sí, nuestro deber es protegerlos pero no es sobreprotegerlos.

Gracias por leer
#LaPeorMamá