Estudio describe cuáles son los cuatro tipos de borrachos

Sabemos que todas las personas reaccionan de diferentes maneras cuando están bajo el influjo del alcohol. A algunos les da por mostrar su lado más amorosos y sentimentales, repartiendo afecto o terminando por llorar; algunos otros, parece que obtienen más fuerza y se ponen agresivos, incluso violentos; y algunos otros se comportan más extrovertidos de lo normal y realizan conductas que quizá, dependiendo la cantidad de alcohol tomado, ellos no recordarán, pero los demás sí.

De acuerdo a un estudio del Departamento de Ciencias Psicológicas de la Universidad de Missouri, existen cuatro tipos de comportamientos.

El estudio, titulado “Buscando a Mr. Hyde: una aproximación de 5 factores para caracterizar los tipos de borracho”, se derivó que los investigadores no encontraron estudios clínicos que clasificaran la forma como las personas reaccionan cuando están intoxicadas.

En el reporte se encontró que el alcohol actúa de diferente forma en las personas de acuerdo con determinados rasgos de su personalidad cuando están sobrios, y que potencia o aminora algunos comportamientos y la capacidad intelectual. Además, dichos comportamientos también dependen del entorno y el ambiente cultural.

“El estado de embriaguez puede considerarse como un ‘tiempo fuera’ del comportamiento típico social, lo que lo hace una excusa para que las personas actúen de maneras que de otra forma serían consideradas inexcusables”, dice el estudio.

Así, reclasificaron cuatro tipos de borracho y les dieron nombres de personajes de la cultura popular: “El profesor loco”, “Mary Poppins”, “Hemingway” y “Mr. Hyde”.

Hemingway

Son el grupo más grande (cerca del 40 por ciento de las personas reaccionan así). Son los buscapleitos, tal como tenía la fama el escritor estadounidense Ernest Hemingway.

Este grupo de personas no cambia mucho su personalidad cuando se emborracha: no disminuye notoriamente su capacidad intelectual o su nivel de conciencia.

Mary Poppins

Son de conducta extrovertida, pero con alcohol, los borrachos de este tipo ven aún más exacerbada dicha personalidad.

Además, aumenta su grado de amabilidad. Son personas que, como el personaje, se vuelven felices, amables y amorosos.

El profesor ‘chiflado’

La historia del hombre que desarrollaba una segunda personalidad cuando tomaba un químico para ser más delgado (en una película protagonizada por Eddie Murphy), también es una característica de los borrachos.

Estas personas, aunque suelen ser tímidas cuando están sobrios, se vuelven extrovertidos y pierden sus usuales inhibiciones. Además, no disminuyen significativamente su nivel de conciencia.

Mr. Hyde

Los borrachos de esta categoría asumen una personalidad oscura cuando se les pasan las copas. Su capacidad intelectual disminuye significativamente, así como su nivel de conciencia, y pueden volverse hostiles.

Es el segundo tipo más común de borracho y usualmente está vinculado con problemas de adicción.

Los autores del estudio esperan que los resultados puedan ayudar a evaluar y tratar mejor a las personas que tienen problemas con el alcohol e identificar así los rasgos problemáticos de su personalidad.

Con información de CNN