Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Doce hábitos para retrasar el Alzheimer

Doce hábitos para retrasar el Alzheimer

Dormir, evitar el estrés y hasta hacer la dieta mediterránea, significan cambios importantes para reducir el riesgo de padecer Alzheimer.

Cada 21 de septiembre se conmemora el “Día Mundial del Alzheimer”, para concientizar acerca de esa enfermedad degenerativa que se caracteriza por la pérdida de memoria y que aumenta el riesgo en padecerla conforme se avanza en edad.

Y aunque aún no se encuentra con una cura para tal padecimiento, médicos y especialistas señalan que existen ciertos hábitos que pueden retrasar esta condición de manera significativa si se comienza a tener un estilo de vida más saludable.

A continuación le presento 12 hábitos que ayudan a retrasar los efectos y desgaste cognoscitivo que provoca el Alzheimer.

  1. Ejercicio

La poca o nula actividad física favorece entre otros problemas, la diabetes, obesidad, hipertensión y depresión, además que el deterioro cognoscitivo es mayor. Por lo que realizar ejercicio mantiene la función ejecutiva del cerebro, la cual se encarga del control de tareas, conductas y organización del tiempo.

Foto de Telegraph
Foto de Telegraph
  1. Mantener un objetivo

Otro factor de riesgo importante para el desarrollo de Alzheimer, es la depresión, la cual eleva las posibilidades de padecerlo hasta en un 65 por ciento, según un estudio publicado en el British Journal of Psychiatry.

Esto se debe a que ambas enfermedades reducen el hipocampo y el disminuyen la producción de nuevas neuronas, por lo que mantener un objetivo en la vida o una motivación reduce el padecimiento de ambas enfermedades, además de mantener un estado de bienestar y reducir aflicciones cardiacas, así como aumenta la longevidad hasta un 20 por ciento.

  1. Evitar el estrés

Este mal también se relaciona con la pérdida de memoria. Según un estudio de la Universidad de Gotemburgo, se encontró que un grupo de participantes mujeres que sufrieron a estrés en 1968, desarrolló estrés 40 años después, en comparación a la muestra que no se sintió estresada.

Además el estrés elimina neuronas, provoca resistencia a la insulina y afecta al corazón.

Foto de archivo
Foto de archivo
  1. Dejar en cigarro

Ya que este se asocia con la hipertensión y enfermedades vasculares que representan un peligro potencial para el cerebro. Fumar también aumenta el 59 por ciento de padecer Alzheimer.

Proponen prohibir fumar en parques de Benito Juárez
Foto de archivo
  1. Revisar presión arterial

Ya que entre un 5 a 8 por ciento de los casos de la pérdida de memoria están relacionados con la diabetes, obesidad, hipertensión, así como enfermedades cardiovasculares. Hacer ejercicio y mejorar la alimentación, hará un cambio significativo.

Mexicanos crean yogurt que reduce la hipertensión
Foto de buenasalud.net
  1. Seguir la dieta mediterránea

Por sus propiedades y su balance en porciones, esta dieta es excelente para la salud del corazón y del cerebro.

Foto de mejorconsalud.com
Foto de mejorconsalud.com
  1. Evitar la inflamación

Ya que la inflamación cerebral es un signo de Alzheimer, ya que se fomenta la producción de proteína amiloide, encima crucial en el desarrollo de esta enfermedad.

  1. Beber con moderación

Ya que en exceso aumenta el riesgo de padecer Alzheimer, más si se bebe diariamente. En el caso de las mujeres, el riesgo se duplica.

Se dispara consumo de alcohol en México
Foto de archivo
  1. Consumir vitaminas

Con niveles bajos en vitamina D, a menos de la mitad, y que se obtiene del sol, aumenta el riesgo de padecer cáncer. En tanto que la vitamina B se absorbe menos eficientemente después de los 50 años, por lo que se recomienda consumir suplementos vitamínicos.

  1. Evitar golpes en la cabeza

Lesiones y golpes en la cabeza se relacionan con el aumento en un 60 por ciento en el desarrollo de demencia además que pueden adelantar hasta una década la aparición de Alzheimer.

  1. Leer, convivir y escuchar música

Estas actividades reducen el riesgo de desarrollar esta enfermedad neurodegenerativa, además que disminuyen el riesgo de también desarrollar depresión y ansiedad, así como es saludable para las capacidades cognitivas emocionales y la flexibilidad mental.

Leer recrea una realidad alterna
Foto de internet
  1. Dormir lo justo

Tanto dormir pocas horas como muchas afectan los procesos del sueño y del descanso para conservar o desechar la información que se clasifica en el cerebro, como en el caso del insomnio o la apnea.

dormir-poco-engorda

Con información de ABC.es

alcoholalzheimerdieta mediterráneadormir de másdormir pocoejercicio
Menú de accesibilidad