Acrobacia aéreas: el entrenamiento de altura


Acrobacia aéreas: el entrenamiento de altura - Foto de Internet
Foto de Internet

Se ha convertido en una nueva alternativa de ejercicio para moldear y tonificar el cuerpo. Esta técnica genera un mayor bienestar


Para todas aquellas personas que deseen experimentar algo diferente, las acrobacias en telas son una opción ideal.

Se trata de una disciplina física inspirada en el arte circense que acondiciona el cuerpo y el alma por medio de ejercicios suspendidos en el aire que combinan fuerza, resistencia, gravedad, cardio, flexibilidad y mucha espiritualidad. Una experiencia de altura para todas las edades.

Se ha convertido en una nueva alternativa de ejercicio para moldear y tonificar el cuerpo. Esta técnica genera un mayor bienestar, lo que contribuye a generar una mejor calidad de vida.

Foto de Internet

Directamente desde los espectáculos de circo, donde los artistas alcanzan alturas increíbles enrollando su cuerpo en largas telas, sale la idea de la práctica de acrobacia aérea fuera del ámbito circense para así convertirse en una alternativa divertida de entrenamiento, cuyos beneficios se magnifican en la tonificación del cuerpo.

Dicen los que lo han practicado que “para quien le teme a la altura, como para quien se siente atraído por ella, las acrobacias en telas te dejan perplejo pensando en la agilidad, el coraje y lo hermoso que implican sus movimientos”.

¿En qué consiste este tipo de entrenamiento?

Lo primero que se debe tomar en cuenta es que es un deporte que implica altura, se práctica a unos siete metros o más, sobre un soporte resistente, que pueden ser vigas o árboles con ramas gruesas. La altura ideal para colgar la tela debe ser de tres metros o más.

Foto de Internet

En estas vigas se cuelgan por la mitad, paños de más o menos 20 metros de largo y un metro y medio de ancho. Los tejidos más utilizados son los que no se estiran, como, por ejemplo, el jersey de seda o el acetato.

Son estas dos líneas de tela las que permiten dar rienda suelta a una actividad entre lo deportivo y artístico, donde el límite lo pones tú, ya que combina aspectos de la escalada y la gimnasia, con otros más estéticos como la danza y las acrobacias circenses.

¿Qué  se necesita para iniciarse en las acrobacias aéreas?

Sin importar que no tengan flexibilidad, esto es algo que se puede desarrollar a cualquier edad. Para empezar a tonificarse y flexibilizarse, nunca es tarde. Los límites los ponen cada uno de ustedes, todo es cuestión de decidirse y arriesgarse. Solo necesitas “ganas de vivir una experiencia única”.

Beneficios del entrenamiento

  • Se adquiere gran fuerza y tonicidad en el abdomen, una zona central para sostener el propio peso del cuerpo en la altura y con las telas, con lo cual se reduce la cintura y se logra un vientre plano.
  • Los brazos y piernas se vuelven flexibles y tonificados, pues son los que realizan la fuerza para trepar, sostener y armar las figuras en la altura.
  • Un cuerpo de músculos tonificados quema más calorías hasta en reposo. Si bien para quemar grasas lo ideal es realizar algún ejercicio de tipo aeróbico, la acrobacia en tela lo complementa perfectamente, logrando así ayudar a mantener un peso saludable.
Foto de Internet
  • Al hacer hincapié en los abdominales, se corrigen los vicios posturales pues la faja abdominal adquiere fuerza, resistencia y firmeza, mientras que se eliminan los dolores y contracturas provocados por malas posturas compensatorias, cuando estos músculos están poco trabajados. Lo mismo ocurre con la musculatura de la espalda.
  • La elongación y la resistencia física mejora notablemente con los meses de entrenamiento. Esto repercute en las alturas, pero también en la vida cotidiana. Se obtiene un cuerpo más ágil y fuerte, más coordinado, lo cual aporta un gran bienestar.
  • Al trabajar en contra de la gravedad, se favorece la circulación de retorno, y al oxigenar el cuerpo con el ejercicio intenso, se produce un efecto benéfico de reactivación de la circulación, que ayuda a tratar várices, celulitis e hinchazón por retención de líquidos, en especial en piernas y caderas.
  • La Acrobacia Aérea en tela además, mejora la coordinación, agilidad y expresión corporal, realiza un aporte al desarrollo de sensaciones de seguridad y confianza, fortalece la autoestima de la persona que se ve capaz de alcanzar logros cada vez más desafiantes, y se favorece la creatividad e incentivan el desarrollo de los sentidos.

 

¿Existe algún riesgo?

 Al igual que otros deportes, esta disciplina tiene riesgos que se deben considerar al momento de practicar, es poco probable que alguien se caiga desde lo más alto, pues los amarres que se hacen con la misma tela impiden que eso suceda.

Es importante que aprendas a ajustar la tela alrededor de las muñecas, debido a que en esta parte se encuentra el soporte principal de tu cuerpo. Esta parte de las Acrobacias Aéreas no debe generarte molestias.

Lo que sí sucede constantemente es que la persona sufra ciertas magulladuras por quedar repentinamente apretado con los nudos, o que la fricción irrite la piel, o en el peor de los casos, padezca algún esguince o fractura. Lo más importante es tener a un entrenador que te enseñe y este a tu lado supervisando cada movimiento.

Foto de Internet

La Acrobacia Aérea es una disciplina que puede ser practicada por personas de cualquier edad y condición física, desde los tres años hasta mayores. No se requiere una condición física previa.

No obstante, se debe tener una progresión adecuada en los ejercicios y figuras que se realizan. La clase comienza y termina con una sesión de estiramiento, para evitar lesiones y preparar los músculos.

Las figuras se practican abajo hasta lograrlas, siempre con la supervisión de un instructor. Luego, se puede pasar a realizarlas en altura, pero aún los acróbatas más avanzados utilizan colchones por debajo, o incluso arneses para figuras en mucha altura.

Nos leemos la próxima semana

Por Tomás Weimar

Fuente: Cowbird.com

acrobaciasTomás Weimar