Minuto a Minuto

Nacional ONU-DH manifiesta su preocupación por actos violentos en contra de dos menores en México
La ONU manifestó su preocupación por actos violentos contra de dos menores en menos de una semana en los estados de Guanajuato y Tabasco
Internacional Activistas en norte de México lanzan alerta por violencia de la Guardia Nacional de Texas
La alerta es por el aumento de la violencia con la que la Guardia Nacional de Texas trata a migrantes que intentan cruzar por la frontera Juárez-El Paso
Nacional Gálvez se compromete en Tepito a “ayudar y proteger” a mujeres
Gálvez se comprometió en el barrio de Tepito de la Ciudad de México a "ayudar y proteger" a las mujeres mexicanas si gana las elecciones
Nacional Ciudad de México enfrenta las más altas temperaturas de su historia
Los habitantes de la Ciudad de México afirman sentir "calores más extremos" y temperaturas sin precedentes
Nacional Al menos dos muertos en Toluca por formación de nube embudo
El fenómeno provocó el levantamiento de objetos, el colapso de estructuras y la caída de árboles en la zona norte de Toluca
Sergio Flores logró indulto
Foto de Sol y Sombra

El torero tlaxcalteca Sergio Flores se alzó como el máximo triunfador al lograr un indulto en la primera corrida de la FENAPO 2014 realizada en la Plaza El Paseo Fermín Rivera de San Luis Potosí.

Flores alternó en este festejo nocturno, con el aguascalentense Arturo Macías y con el potosino Fernando Labastida, quienes se esforzaron y batallaron durante la corrida, sin éxito.

Se lidiaron astados del hierro de Xajay, todos bien presentados, pero con un juego bastante variado. Destacó el corrido en sexto lugar, llamado “Viajero” con 544 kilos, el cual mereció ser indultado.

Sergio Flores logró una primera labor empeñosa y variada, ante un toro de buen juego, que le permitió libertades. Malogró con la espada, y a pesar de la petición de oreja, se fue con ovaciones.

Con su segundo rival, Flores logró una faena variada, lucida y templada, ante el mejor burel del encierro que resultó obediente y noble, y que le permitió el toreo largo, en redondo y lucido por ambos lados.

Cuando se disponía a matar, el público solicitó el indulto, el cual fue concedido por el juez de plaza, ante el agrado de los aficionados que obligaron a Flores a dar la vuelta al ruedo entre aplausos.

Arturo Macías se topó con un primer toro soso y deslucido, con el cual mostró su clásico empeño y valor, el cual no fue suficiente para alborotar a la gente. Luego de sufrir, mató con espadazo y se llevó palmas.

Con su segundo toro, Macías volvió a sufrir ante otro toro de escaso juego, y peligroso, sin embargo, el torero de Aguascalientes se volvió a entregar en otro trasteo valiente y empeñoso. Mató con apuros y se llevó aviso con palmas.

Fernando Labastida batalló con un lote poco propicio, con el cual se mostró esforzado y empeñoso, aunque falto de sitio y temple. Luego de dos faenas de riñones, mató con problemas para irse en silencio con un aviso y palmas.

Con información de Notimex