Portugal rescata al Banco Espíritu Santo


En el último semestre tuvo pérdidas de 3 mil 577 millones de euros
Foto de EFE

Accionistas pierden todo y surge un nuevo banco


El gobierno luso anunció su plan para rescatar a la entidad financiera. Entre las medidas se incluye la creación del Banco Novo al cual serán transferidos todos los activos rentables, depósitos y oficinas del Espíritu Santo, mientras este se queda con las deudas de difícil recuperación.

El Banco de Portugal ha declarado que dichas medidas “no tendrán ningún coste para el erario público ni para los contribuyentes”. El Novo Banco recibirá 4 mil 900 millones de euros (4 mil 500 provenientes del fondo europeo) que deberá devolver en un plazo de seis meses.

Con estas acciones el Banco del Espíritu Santo vive prácticamente una nacionalización. De esta manera los accionistas- entre los que se encuentra la familia Espirito Santo, Crèdit Agrícole y Brandesco- lo pierden todo.

El Banco del Espíritu Santo era la tercera potencia financiera de Portugal con 80 mil 200 millones en activos, presencia en 25 países y con cerca de 10 mil empleados. En el último trimestre esta entidad reportaba pérdidas de 3 mil 488 millones de euros y desde enero trabajaba en números rojos.

Con información de El País, El Diario, Público y El Confidencial.

banco espirito santonovo bancoPortugal