Minas mexicanas sufren extorsión del crimen organizado
Foto de Internet

El crimen organizado no solamente ha afectado a un gran número de familias en todo el país sino también a las empresas mineras, quienes ya han preferido desinvertir en este rubro debido a los cobros de piso.

Mineras en Michoacán, Zacatecas y otros estados han decidido “esperar mejores tiempos” pues el crimen organizado extorsiona a los gerentes o secuestra a los trabajadores e ingenieros para amenazarlos.

El secretario general del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico afirma que es una cruel realidad que el crimen organizado llegue a las minas, que cuestan hasta 7 años de inversión en abrirlas, para extorsionar y secuestrar.

El temor de los empleados para ir a las minas es justificable, por eso hay un compromiso del sindicato para la integridad de sus miembros, no solamente en su camino a sus casas sino dentro de su trabajo.

Con información de El Sol de México