Las fallas en Línea 12 son de origen: Systra
Foto de Twitter

Durante una rueda de prensa, el secretario de Obras y Servicios del Distrito Federal, Alfredo Hernández, y el representante de Systra, Colás Martinet, detallaron los errores que se encontraron en la Línea 12, los cuales llevaron a la decisión de su cierre parcial.

De acuerdo a la empresa Systra, los errores de la Línea Dorada vienen desde su planeación, diseño, operación y construcción. “No inscribe correctamente el boggie en la vía y hay un problema de interfaz rueda-riel en curvas menores a 350 metros, aunado a que el tren por su peso induce esfuerzos extraordinarios a las vías, deteriorándolas y reduciendo su vida útil”, aseguró Hernández.

El informe detalla que se deben sustituir rieles para que se ajusten a las características de las ruedas de los convoys ocupados, el remplazo de 312 mil piezas en el tramo cerrado, y la sustitución de balastros para lograr un ajuste correcto en las curvas.

A pesar de las 32 acciones presentadas para que pueda reabrirse la Línea 12 del metro, ninguno de los ponentes especificó cuando sería reabierta la ruta. No obstante, las 312 mil piezas que deben ser sustituidas solamente pueden ser fabricadas en lugares especializados, por lo que parece que no será en el corto plazo.

“Hay que recordar que estos elementos no se encuentran en stock, se mandan a fabricar y tienen un tiempo de entrega”, expresó Hernández. “A partir de este momento, personal técnico de la Secretaría de Obras, en compañía de los especialistas de la empresa Systra, realizan la calendarización de los trabajos de rehabilitación, el cual estará concluido una vez que se cuenten con los tiempos de entrega de todos los elementos que se deben adquirir e instalar en la Línea”, agregó.

Por su parte, el representante de Systra confirmó el poco mantenimiento que se tuvo a la Línea 12 desde su apertura hasta el cierre parcial, así como las omisiones en la compatibilidad de tren-vía.

Con información de Reforma