Indocumentados en EE.UU. sufren abuso laboral
Foto de The New York Times

 Funcionarios y trabajadores sociales de México y Estados Unidos coincidieron hoy en que la “vasta mayoría” de los seis millones de migrantes mexicanos indocumentados en territorio estadunidense son víctimas de algún tipo de abuso laboral.

Según los expertos, los abusos van de un pago menor al salario establecido por ley hasta el robo de sueldos tras un despido, no compensar el tiempo extra, no pagar servicios médicos por accidentes laborales o forzar a laborar en condiciones peligrosas, entre otros.

“La mayoría de los migrantes mexicanos son abusados porque están demasiado agradecidos por tener un trabajo, así que aceptan siempre las condiciones”, dijo Michelle Centeno, directora de asuntos comunitarios de la Oficina del contralor de la ciudad de Nueva York.

En entrevista con Notimex, Centeno expresó que su oficina -encargada de supervisar la legalidad de los empleos generados por los contratistas del gobierno de la ciudad-, recibe a menudo quejas de personas que ganan en un día lo que debían ganar por ley en una hora.

“Absolutamente, la mayoría de los trabajadores migrantes indocumentados se encuentra bajo algún tipo de abuso en su empleo”, afirmó Centeno, quien tiene ocho años de experiencia en su puesto.

Destacó el caso de un grupo de trabajadores mexicanos que viajaban del condado de Bronx al suburbio de Long Island, lo que toma más de dos horas, para realizar un trabajo por 15 dólares la hora, mientras la ley marca que un carpintero calificado debe recibir un sueldo de 50 dólares por hora.

Por su parte, Alice Davis, abogada del organismo Servicios Católicos de la Migración, manifestó que los abusos suceden porque los migrantes no conocen sus derechos, que son exactamente los mismos de los que goza un ciudadano estadunidense.

“Una de las cosas que me sorprende es el caso de trabajadores que vienen a mi oficina para quejarse por un problema menor porque, con mucha frecuencia, descubro que sufren de una situación de abuso mucho más amplia”, aseguró Davis a Notimex.

Resaltó que el robo de salarios es “extremadamente común” y que muchos trabajadores simplemente no saben que viven bajo condiciones de explotación y que pueden hacer algo al respecto. En otros casos, dijo, existe miedo a denunciar los abusos.

De acuerdo con el más reciente informe de la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU (DESA), que se difundió en septiembre pasado, en la actualidad radican en Estados Unidos 13 millones de personas que nacieron en México.

Mientras tanto, el gobierno de Estados Unidos calcula que unos seis millones de personas que nacieron en México viven sin documentos en territorio estadunidense.

En un esfuerzo por frenar los abusos, la red consular de México en Estados Unidos organiza cada año la “Semana de Derechos Laborales” con el fin de dar información y asesoría laboral. La iniciativa arrancó este jueves en Nueva York.

Sandra Fuentes Berain, cónsul general de México en Nueva York, aseveró que “la vulnerabilidad en que se encuentran muchos mexicanos los hace fácilmente explotables, y la respuesta inimediata de sus empleadores cuando protestan es que les van a mandar a las autoridades migratorias”.

Consideró que el abuso abunda en la zona triestatal pero que es incluso mayor en otras regiones de Estados Unidos, de acuerdo con consultas con otros consulados en el país.

“Tratamos de combatir el abuso al decirles a los trabajadores que, con o sin documentos, tienen los mismos derechos y que hay incluso maneras en que pueden denunciar a su empleador de manera anónima”, sostuvo Fuentes Berain.

Con información de Notimex