California aprueba ley para borrar a distancia smartphones robados
Internet

“Botón de exterminio” podría ser una traducción para “Kill Switch”, el nombre popular con que se conoce a la ley que el gobernador de California Jerry Brown acaba de aprobar. Oficialmente se llama SB 962 y es una ambiciosa iniciativa del fiscal general de San Francisco, George Gascón.

A partir de julio de 2015, los fabricantes que quieran vender sus teléfonos en California tendrán que incluir medidas antirrobo, entre las que destaca un botón de borrado a distancia de forma que el aparato quede inútil.

“Que lo inutilice si no está en posesión de su dueño. La solución tendrá que ser reversible, para que, si el dueño lo recupera, pueda volver a usarlo con normalidad. La solución tendrá que formar parte del software, hardware o combinación de ambas opciones de modo que se impida el uso por otro que no sea el dueño”, indica la nueva ley.

El borrador de esta ley se introdujo el pasado mes de febrero con la intención de frenar la cantidad de teléfonos robados que en el mercado de segunda mano tienen gran demanda. En esa primera versión, se pretendía incluir a otros dispositivos como tablets, pero al final solo incluyó a smartphones.

Kill Switch obliga particularmente a dos empresas a invertir más en seguridad: Apple y Samsung. Por supuesto, los otros fabricantes deberán hacer ajustes por igual. Compañías como Google, HTC, Motorola, Huawei y Microsoft con Nokia, así como los principales operadores de telefonía móvil de Estados Unidos, tendrán que ofrecer a sus clientes una fórmula sencilla para el borrado remoto y bloqueo de los smartphones.

Las estadísticas de la policía de San Francisco pronto lo destacaron como una medida efectiva, el robo de iPhones bajó un 38 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior. En cambio, aumentó en el caso de los teléfonos de Samsung, que carecen de una herramienta como la que Apple implementó en sus dispositivos con iOS 7, que impide el acceso a los teléfonos.

Con información de El País