Buscando al candidato Monreal

El ego los hace mentirosos.
Florestán.

Ayer, en la víspera del inicio, hoy, del período ordinario del Congreso de la Unión, fue un día de incertidumbre legislativa en el Senado, tras el plantón palaciego a la plenaria de Morena y cuando todo estaba listo para que eligieran al nuevo presidente de su mesa directiva, donde otra vez Ricardo Monreal midió fuerzas con el presidente López Obrador.

            El candidato de Monreal era Alejandro Armenta. Pero tras la designación de Delfina Gómez como su candidata al gobierno del estado de México, se quiso resarcir a Higinio Martínez, al que dejó en el camino a Toluca, para sentarlo en la silla de Olga Sánchez Cordero por encima de la apuesta del mismo Monreal.

            Y por eso, cuando su bancada votó, ganó, sí, Armenta con 36 votos por 28 de Martínez. Así lo fue a consensuar con la oposición que sin querer, o queriendo, se alineó con Palacio Nacional y lo rechazaron.

            Y así se fueron a largas negociaciones, mientras en San Lázaro Santiago Creel protestaba como presidente de la mesa, Ignacio Mier asumía la Junta de Coordinación Política y la cámara recibía la iniciativa presidencial para trasladar la Guardia Nacional a la SEDENA, y Mier adelantaba que la electoral transitaría vías leyes secundarias, al igual que la primera.

            Después de las once de la noche y en una tercera votación, Alejandro Armenta fue electo por 65 votos del oficialismo como presidente de la mesa directiva. Ricardo Monreal recibió 52, de la oposición.

            Esto no ha terminado.

RETALES

  1. SILENCIO. El Poder Judicial sigue sin responder a los ataques cotidianos del jefe del Poder Ejecutivo, que los ha llamado de todo, de corruptos, para arriba. No entiendo esa pasividad a menos que el pleno de la Corte se esté guardando para la sesión del lunes cuando apoyen, o no, el proyecto del ministro Luis María Aguilar que elimina lo oficioso de la prisión preventiva, no a ésta como tal, a lo que se opone el presidente López Obrador;
  2. PRESOS.- Julio Santaella citó uno de los censos del INEGI, que dirigió por años, que con cifras de 2021 arrojan un total de 220 mil 420 reos en los penales del país de los que 92 mil 856, el 41.1 por ciento, carece de sentencia o están en internamiento preventivo. La proporción para mujeres es mayor, 52.9 por ciento. De los presos, 25 mil 373, 29.5 por ciento, lleva más de doce esperando sentencia. Así la justicia en México; y
  3. DINAMARCA.- La salud pública en los tiempos de la 4-T ha sido un desastre que inició con el fracaso del INSABI, incapaz de distribuir los medicamentos y que sigue con su incompetencia para atender a millones de mexicanos, huérfanos del Seguro Popular que López Obrador desapareció, más el rezago en la aplicación de las vacunas contra el papiloma, varicela, tifoidea y las BGC y pentavalente. La responsabilidad es del sector salud.

Nos vemos mañana, pero en privado.