Autoridades y cárteles de la droga extorsionan y secuestran a migrantes en México, denuncia HRW
Migrantes centroamericanos con niños cruzan el Rio Bravo hacia los Estados Unidos, desde la fronteriza Ciudad Juárez, Chihuahua (México). Foto de EFE

Migrantes, en su mayoría centroamericanos, son víctimas de extorsión y secuestro en México mientras esperan que sean atendidas sus solicitudes de asilo en Estados Unidos, denuncia Human Rights Watch.

José Miguel Vivanco, director de HRW para las Américas, señala que los delitos son cometidos tanto por organizaciones criminales como por funcionarios de migración y policías.

Son todos cómplices, comparten información y los pobres migrantes sufren el mismo trato y están expuestos a los abusos que se puedan cometer, especialmente en la frontera, entre funcionarios y cárteles”, recriminó en entrevista para Univisión.

Los señalamientos de Vivanco Inostroza ocurren a propósito de un informe de Human Rights Watch sobre la situación de los solicitantes de asilo retornados a México bajo el polémico programa migratorio del expresidente estadounidense Donald Trump.

“Numerosos solicitantes de asilo enviados a México por el Gobierno del expresidente estadounidense Donald Trump han sufrido violencia y extorsión por parte de policías, agentes migratorios y grupos criminales mexicanos”, advirtió HRW.

Desde enero de 2019 dejó a decenas de miles de migrantes en el norte de México, a merced del crimen organizado y de la inseguridad, una peligrosa situación que refleja este informe de HRW con datos duros y migrantes entrevistados.

Según la ONG, se envió a más de 71 mil solicitantes de asilo a México. Y, desde marzo de 2020, se expulsó a más de 400 mil migrantes desde Estados Unidos, muchos de ellos a México y aprovechando las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19.

“Los entrevistados han señalado que temían denunciar delitos y abusos sufridos en México a las autoridades mexicanas y que, a menudo, no podían obtener los documentos que necesitaban para trabajar, recibir atención médica o enviar a sus hijos a la escuela”, apuntó el documento.

HRW recabó información, además, de familias secuestradas en México que no pudieron continuar con su petición de asilo, y otras que fueron trasladadas al sur del país, “a miles de kilómetros de donde estaba programada su audiencia”.

“Decenas de miles de familias migrantes, incluyendo venezolanos que buscaban protección frente a la tortura, la persecución política y las detenciones arbitrarias, han sido abandonadas por los gobiernos de Estados Unidos y México en un contexto en el cual sufren extorsión y violencia en México”, sostuvo José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW.

Con información de López-Dóriga Digital y EFE