Unas lindas mujercitas


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Diputadas del PRI sorrajan “¡eeeh... puto!” a uno de Morena y, alcahueteadas por su coordinador, juran luego que dijeron “bruto”.

Diputadas del PRI sorrajan “¡eeeh… puto!” a uno de Morena y, alcahueteadas por su coordinador, juran luego que dijeron “bruto”.

La morenista presidenta de la Asamblea Legislativa se hace una con sus camaradas y hasta el micrófono arranca para reventar una sesión sobre la patraña de que Mancera quiere “endeudar” a la capital con una planta procesadora de basura y generadora de electricidad que, en realidad, financiará la iniciativa privada y se costeará con lo que hoy se le paga a la CFE por la energía que consume el Metro, mientras una de sus compinches le da un jalón de cabello a otra legisladora y muerde a una más, pero su bancada bloquea durante días el recinto, se hace guaje con la rabiosa mordelona y pide la restitución de la corrida.

Vandalizar un recinto público por parte de una inexplicable diputada; el doble ataque (mental y físico) de una de sus camaradas; ofender y discriminar diciéndole a alguien puto, o bestializarlo con el epíteto bruto, debiera costarles la beca a estas mantenidas del erario.

[email protected]


  1. Palomita y tache

    Aunque mal escritas, las preguntas que se formulan para la consulta sobre el entuerto aeroportuario se antojan sensatas y esto debe reconocerse.

    Continuar leyendo