Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Una fábula de nuestro tiempo; Atlante quiere ascender

jose-luis-cuevas

José Luis CuevasBalón al óleo

Parafraseando algún libro de texto de educación básica, he encontrado la forma de entender y resumir lo que hoy en día es nuestra liga. El autor de columnas puede ganar credibilidad acertando sobre algún tema, y en el papel, podría alegrarme por haberme adelantado con tino sobre el inicio del Mazatlán FC, la muerte de Monarcas Morelia y el regreso del Atlante a Primera División. En mi caso, lo lamento mucho.

Parafraseando algún libro de texto de educación básica, he encontrado la forma de entender y resumir lo que hoy en día es nuestra liga. El autor de columnas puede ganar credibilidad acertando sobre algún tema, y en el papel, podría alegrarme por haberme adelantado con tino sobre el inicio del Mazatlán FC, la muerte de Monarcas Morelia y el regreso del Atlante a Primera División. En mi caso, lo lamento mucho.

Si bien es cierto el nacimiento del Mazatlán FC ya estaba cocinado, los detalles de sus formas no, de a poco un comunicado lleno de justificaciones dicta la finalización de una etapa compleja, y el augurio de nuevos bríos en un sitio que nunca ha tenido futbol profesional. Y es que, lejos de enemistarnos con la afición de Mazatlán, es identificarnos con la de Morelia. Durante una charla con Quirino Ordaz, Gobernador de Sinaloa, se reitera que “el equipo no es del gobierno”, él asegura que “no debe ser del gobierno, que por ello las instituciones fracasan”, coincido, no obstante, al final el futbol es un negocio y éste puede vivir, buenos, malos o regulares momentos. Advierte que Mazatlán FC llegará por “al Menos 5 años”, y dicha situación nos lleva al recuerdo de otros proyectos que han fracasado, Atlante el mejor ejemplo, hoy y con otro gobierno, Los Potros ya no se encuentran en Quintana Roo, su regreso a la Ciudad de México es inminente. La pregunta es: ¿A costa de qué?, ¿Cuánto vale regresar?, ¿Quién o quiénes llorarán su adiós del Andrés Quintana Roo?

Es aquí donde entra la fábula, y más allá de que pudiera tener o no moraleja, al menos tiene animales como protagonistas. En 2013, Grupo Delfines, presidido por Amado Yáñez, adquirió a Jaguares de Chiapas, similar al desamor de sus dueños y el Gobierno en turno, el futbol en Chiapas dejó de existir y la plaza se llevó a Querétaro. La historia la conocemos todos, Grupo Delfines que después fue Grupo Oceanografía, tuvo que vender, en 2014 Grupo Imagen apostó por los Gallos Blancos. Seis años después, Imágen vendió a Grupo Caliente, terminar con la “multipropiedad” es la encomienda, y tras una sospechosa salida de Víctor Manuel Vucetich del Querétaro la tarde de ayer, la fábula parece tener sentido.

El Jaguar como por arte de magia se convirtió en Gallo, el Gallo cantó y tras varios dueños, hoy podría relinchar, sí relinchar…Atlante y su regreso a primera división “a costa de lo que sea” podría llamarse esta nueva novela del fútbol mexicano. “Aguas, la varita mágica que usan en la Liga MX para cambiar de especie, podría matar la ilusión del aficionado”, al final como buena FÁBULA DE NUESTRO TIEMPO, sí tuvo moraleja.

P.D. “Aunque en la Liga MX ven poco probable dicho cambio, al final, tristemente, el reglamento ampara un regreso inesperado del Atlante y la muerte de otra franquicia de nuestro futbol. Grupo Caliente estaría dispuesto a vender, Atlante quiere ascender”.

 

HASTA LA PRÓXIMA

TWITTER: @JLUIS_CUEVAS

INSTAGRAM: @Pintor_Cuevas

FACEBOOK: EL PINTOR

Menú de accesibilidad