Un sueño imposible


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Como se intentó en 1985 (también a causa de los sismos y la vulnerabilidad de Ciudad de México), Andrés Manuel López Obrador anunció ayer su propósito de descentralizar 32 organismos de la administración federal (secretarías de Estado, institutos, comisiones, etcétera), que quiere llevar a diversos estados (el Inegi radica ya en Aguascalientes), de modo que en la capital solo permanezcan la Presidencia, Gobernación, Hacienda, Relaciones Exteriores, Defensa y Marina.

Como se intentó en 1985 (también a causa de los sismos y la vulnerabilidad de Ciudad de México), Andrés Manuel López Obrador anunció ayer su propósito de descentralizar 32 organismos de la administración federal (secretarías de Estado, institutos, comisiones, etcétera), que quiere llevar a diversos estados (el Inegi radica ya en Aguascalientes), de modo que en la capital solo permanezcan la Presidencia, Gobernación, Hacienda, Relaciones Exteriores, Defensa y Marina.

Para ello hay obstáculos imposibles de vencer, pues implica la mudanza de algo más de 270 mil servidores públicos (con todo y familias), entre sindicalizados y empleados de confianza, todos con servicio civil de carrera más el derecho inapelable ¡de negarse a emigrar!

Suponiendo inclusive que acepte la mayoría habría que garantizarle casas, escuelas, hospitales, templos y servicios urbanos como energía eléctrica, drenaje, agua potable, transporte, recolección de basura y demás.

Con la pena, pero en esto aplica mi Chava Flores: ¿A qué le tiras cuando sueñas, mexicano…?

[email protected]

  1. Son rateros, no corruptos

    El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó ayer a los pobladores de Acambay (Edomex) a no caer en "la corrupción", como entiende el delito de saqueo de combustibles. Su audiencia de centenares lo escuchó con respeto y lo despidió con vítores luego de que repartió apoyos económicos y exhortó a que todos se porten bien y no caigan "en esas actividades"... a sabiendas de ante quiénes hablaba: 10 días antes, en ese municipio, en la comunidad San Antonio Detiña, una turba semejante en cantidad a la del viernes en Tlahuelilpan, Hidalgo, huachicoleó de una toma clandestina y es de suponerse que entre el público estuvieron algunos o muchos de los ladrones a quienes, por su extraña manera de interpretar la realidad, intenta justificar porque son "pobres".

    Continuar leyendo

  2. ‘Huachicoleo’ para principiantes

    Para improvisar tomas clandestinas en ductos y poliductos basta horadarlos y colocar un grifo para extraer el combustible con la misma facilidad con que se toma el agua de una llave de jardín. Se perfora con taladro de mano y una broca de diámetro no mayor a una pulgada (lo que mide una corcholata: 2.5 centímetros), y esto se hace con paciencia para evitar las chispas y el calor (son tuberías normalmente frías, como las gasolinas, y casi heladas porque llevan ríos).

    Continuar leyendo