No me ignores cuando te estoy ignorando. 
Florestán.

            El pasado lunes 4, López Obrador declaró en la mañanera que Adán Augusto López Hernández no era candidato presidencial, lo que vitaminó los proyectos de Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, pero lo estaba perfilando.

            Así ayer, 25 días después, el mismo López Hernández lo acompañó en Palacio al encuentro con los diputados de Morena y adláteres, a los que agradeció el voto para no sacar su reforma eléctrica y les soltó:

            A modo de consulta, rápida, breve, ¿Verdad, díganme si sí o no, verdad que tenemos un buen secretario de Gobernación?

            Y todos, entre los que en primera fila estaba Mario Delgado, en pie, respondieron un largo ¡Síiiiii! en medio del cual, el presidente le pidió que pasara a su lado para recibir y agradecer y por encima del ensamble, siguió: Nos ayuda mucho, está a cargo de llevar a cabo la conciliación, los acuerdos con legisladores, con gobernadores, con la Fiscalía General de la República, con el Poder Judicial, me aligera la carga, exclamó, cuando los vítores para el titular de Gobernación aumentaron y se convirtieron en coro: ¡Pre-si-dente! ¡Pre-si-dente! ¡Pre-si-dente!, que con una pausa, dejó crecer aún más.

            Este orfeón morenista no tiene precedente en el gobierno de López Obrador y el estribillo de altos decibles cruzó la calle hasta la oficina de la Jefatura de Gobierno y siguió por avenida Juárez, a las oficinas del canciller y por Reforma, hasta el Senado. Ya no corrían solos.

            Había un destape en Palacio Nacional: Adán Augusto.

RETALES

  1. MENSAJE.- Muchos comentarios por la aparición de dos altos funcionarios del gobierno federal, en la elaboración de esta la reforma electoral de López Obrador: un histórico de la izquierda mexicana, Pablo Gómez, titular de la UIF, que en realidad depende el Ejecutivo, y Horacio Duarte, de la Agencia de Aduanas, quienes ayer se presentaron en la mañanera;
  2. ENVÍO.- Ricardo Monreal debe haber respirado al confirmar que esa reforma fue enviada a la Cámara de Diputados como cámara de origen y no al Senado donde no hubiera podido construir la mayoría calificada para aprobarla. En San Lázaro tampoco se vé cómo Morena levante esas dos terceras partes de votos  como no pudo con la reforma eléctrica. En las condiciones que se las envió, no transitará; y
  3. MUERTO.- El anunciado Sistema Aeroportuario del Valle de México es un cuento. Toda la aeronavegación se centra en el saturado Benito Juárez. La inauguración del AIFA ha enterrado aún más al fantasmal aeropuerto de Toluca que de tener seis millones de pasajeros al año, ahora no rebasa los 450 mil. El AIFA apenas suma seis vuelos diarios y dos veces al mes uno que va y viene de Caracas, y su promoción a nivel presidencial, entierra aún más al de Toluca lo que es un desperdicio y el esquema, una mentira.

Nos vemos el martes pero en privado.