Un cambio de mirada


leopoldo-gomez2

Leopoldo GómezTercer Grado

Como se anticipaba, la opción de Santa Lucía ganó la consulta sobre el nuevo aeropuerto. Mucho se ha dicho sobre las deficiencias de este ejercicio y los costos de abandonar la construcción del NAIM en Texcoco. Pero el presidente electo y su equipo tienen otra visión. Aunque reconocen errores, para ellos la consulta refleja un sentimiento social que debe ser atendido.

Como se anticipaba, la opción de Santa Lucía ganó la consulta sobre el nuevo aeropuerto. Mucho se ha dicho sobre las deficiencias de este ejercicio y los costos de abandonar la construcción del NAIM en Texcoco. Pero el presidente electo y su equipo tienen otra visión. Aunque reconocen errores, para ellos la consulta refleja un sentimiento social que debe ser atendido.

El Presidente electo ha dicho que los gobiernos neoliberales han menospreciado la sabiduría del pueblo. La consulta responde a esta visión y delinea un punto de quiebre en la forma de gobernar. Es el inicio de un cambio de régimen, una señal de que el nuevo gobierno ejercerá el poder en forma distinta.

Al referirse a la incapacidad de los científicos para persuadir a la gente, la escritora Anita Makri destaca su ineptitud para entender que en las evaluaciones sociales también juegan las emociones y los valores. Los datos duros no siempre convencen, como lo evidencia el debate sobre la energía nuclear (Undark, 18/10/2018).

Me parece que algo parecido sucede en el ámbito del gobierno con los tecnócratas. Confiados en que los datos les dan la razón, no han podido palpar el sentir de la gente y ofrecerle alternativas cuando ya no quiere más de lo mismo. Las razones técnicas no siempre bastan para darle sustento a las políticas públicas.

En el caso del aeropuerto, no creo que lo importante para los ciudadanos que votaron por Santa Lucía, haya sido el estudio de Mitre, los conos de aproximación o los costos hundidos. El sentido de su voto hay que buscarlo en otro lado.

Como Martí Batres lo expresó en Si me dicen no vengo, ese voto refleja sobre todo una decisión política. O como Mario Delgado dijo en ese mismo espacio, lo que hundió a Texcoco no fueron ni las condiciones del terreno ni la calidad del proyecto, sino el rechazo a la actual administración.

Al acatar la consulta, el nuevo gobierno ha decidido privilegiar este mensaje por encima de la información que apuntalaba Texcoco. De esta manera, refrenda el cambio de mirada que le dio el triunfo en las elecciones.