Segunda visita al mexicano como un ‘liberal salvaje’


hector-aguilar1

Héctor Aguilar CamínDía con día

Si hubiera que resumir los cambios observados entre el mexicano como liberal salvaje, que la revista Nexos retrató hace siete años, y el que retrata en su edición de mayo de 2018, los cambios dominantes podrían resumirse en estos dos rasgos comparativos de las encuestas de sueños y valores, hecha hace siete años, y la de ahora.


Si hubiera que resumir los cambios observados entre el mexicano como liberal salvaje, que la revista Nexos retrató hace siete años, y el que retrata en su edición de mayo de 2018, los cambios dominantes podrían resumirse en estos dos rasgos comparativos de las encuestas de sueños y valores, hecha hace siete años, y la de ahora.

1. Los mexicanos han pasado de una “quiebra de la confianza” en su país y en sus instituciones a un “enojo social extendido”.

2. El sentido de “individualismo y autosuficiencia”, de hace siete años, ha empezado a volverse un sentimiento de “independencia y autonomía ante el abandono”.

Respecto del primer punto, reporta Nexos en el ensayo de Marcos Robles y Benjamín Salmón (“El mexicano hoy: Igual de liberal pero más salvaje”) https://bit.ly/2HHBcHO.

“Encontramos un estado de ánimo más pesimista, más personas piensan que viven peor que sus abuelos y que sus hijos viven peor que ellos”.

También: “La confianza en quiebra, el individualismo creciente y el recelo frente a los Estados Unidos, generado por un discurso cada vez más agresivo contra los mexicanos, parece que ha provocado un cambio. Frente a la disyuntiva de ‘elegir un presidente que cambie poco y sigamos como vamos’ o ‘uno que cambie mucho y empecemos algo nuevo’, un 81 por ciento se inclina por un cambio”.

Respecto de la “independencia y la autonomía ante el abandono”, hay las siguientes cifras:

El 84 por ciento de los mexicanos cree que “puede cambiar sus propia vida”. El 81% piensa que “antes que el país está la familia”. El 69% piensa que “puede lograr sus sueños y aspiraciones sin importar lo que hagan ricos y poderosos”. El 68% “piensa que los mexicanos tienen una cultura de triunfadores”.

La conclusión de los autores me recuerda el tono del más liberal y el más natural de mis maestros, Luis González y González, quien vio siempre la historia grande desde la historia chica de su pueblo, San José de Gracia, y nuestras emociones patrias desde las más apacibles realidades del patriotismo cotidiano.

Concluyen Marcos Robles y Benjamín Salmón:

“Cada vez más liberales, cada vez más salvajes, los mexicanos siempre podremos encontrar refugio en la familia, la diversión y la comida”.

(A propósito: Feliz Día de las Madres)

[email protected]