Minuto a Minuto

Nacional ONU-DH manifiesta su preocupación por actos violentos en contra de dos menores en México
La ONU manifestó su preocupación por actos violentos contra de dos menores en menos de una semana en los estados de Guanajuato y Tabasco
Internacional Activistas en norte de México lanzan alerta por violencia de la Guardia Nacional de Texas
La alerta es por el aumento de la violencia con la que la Guardia Nacional de Texas trata a migrantes que intentan cruzar por la frontera Juárez-El Paso
Nacional Gálvez se compromete en Tepito a “ayudar y proteger” a mujeres
Gálvez se comprometió en el barrio de Tepito de la Ciudad de México a "ayudar y proteger" a las mujeres mexicanas si gana las elecciones
Nacional Ciudad de México enfrenta las más altas temperaturas de su historia
Los habitantes de la Ciudad de México afirman sentir "calores más extremos" y temperaturas sin precedentes
Nacional Al menos dos muertos en Toluca por formación de nube embudo
El fenómeno provocó el levantamiento de objetos, el colapso de estructuras y la caída de árboles en la zona norte de Toluca

Ha hecho bien la candidata presidencial Xóchitl Gálvez pidiendo al INE que lance una campaña informativa precisando que los programas sociales del gobierno no se suspenderán, gane quien gane.

Esos programas no son oferta exclusiva ni propiedad del partido político Morena, de sus aliados o de sus candidatos. Son un derecho de todos los mexicanos inscrito en la Constitución, son una obligación administrativa del gobierno y se pagan con el dinero de la hacienda pública, que es de todos los mexicanos, no del Presidente ni del partido que están temporalmente en el poder.

Es evidente que un eje de la campaña oficialista en estas elecciones es decir que los programas sociales dependen de Morena y que quien no vote por Morena los perderá, pues serán cancelados por la oposición.

Hace bien la candidata opositora en exigir al INE que vacune la campaña contra esa trampa, una mentira que es también un delito.

La campaña de desmentidos puede hacerla la oposición, desde luego, pero tendría siempre el sesgo de venir de la oposición. Quien puede hacerla en cambio, con legitimidad e imparcialidad indiscutibles, es el INE.

Y está obligado a hacerlo, me parece, porque la manipulación de esos programas en favor de Morena es uno de los pilares de la cancha dispareja que el gobierno ha construido para estas elecciones.

Un poco de decencia del lado oficialista, bastaría para aceptar que el INE haga esa campaña de información.

Hasta donde sé, son ilegales el intento de apropiación de los programas sociales como bienes partidarios y la insidiosa consigna de que si sus beneficiarios no votan por Morena, los programas serán cancelados.

Es una estrategia indigna de un partido que se llena la boca hablando de Humanismo Mexicano, y cuyos lemas estatutarios son “no mentir, no robar y no traicionar al pueblo”.

Bueno, le mienten al decir que esos programas serán suspendidos por la oposición, les roban la libertad de votar al amenazarlos con un castigo si no votan por ellos y traicionan la confianza que los beneficiarios de esos programas tienen en su palabra.

Se chamaquean al Pueblo. Se burlan de él en cantidades industriales.