Parece sacado de El otoño del patriarca, pero son escenas de la recta final de la 4T: en un acto, presentan a Sheimbaun como Jefa de Gobierno del Estado de México; Ebrard se toma selfies, abandonado en Qatar; y sólo los dictadores Ortega y Maduro dieron su voto por el candidato de México en el BID.

México tenía en Gerardo Esquivel un gran candidato para presidir el BID, pero fue ninguneado por 26 de los 28 países miembros, porque durante el actual gobierno, México dejó de ser un jugador importante en el concierto internacional. Bueno, el día de la votación, el canciller se tomaba selfies en el Mundial.

En cambio, un día antes, Agustín Carstens, otro gran economista mexicano (pero despreciado por este gobierno y fichado por los organismos internacionales), había recibido el Premio Rey de España de Economía, por ser “uno de los responsables de políticas económicas más influyentes de Iberoamérica en los últimos 30 años”.

La opinión sobre México en el mundo es contundente, al rechazarle su presente y premiarle su pasado: 26 países miembros del Banco Interamericano de Desarrollo le batearon en la primera vuelta a su candidato a presidirlo; y, en Europa, enaltecer a quien gobernó el Banco de México de 2010 a 2017.

Pero no es que el mundo haya sacado a México del radar en que lo tuvo hasta hace poco, con el famoso “Mexican moment”, sino que México se salió del radar del mundo, desde que en 2018 canceló la construcción del aeropuerto de Texcoco, que era considerado una de las obras de infraestructura más relevantes del planeta.

Para demostrar de qué lado del mundo está México, el presidente se ha encargado de demostrarlo con sus votaciones en los foros internacionales, al hacer bloque con países regidos por sistemas autoritarios, y encabezados por gobernantes o designados o elegidos en elecciones controladas desde el propio gobierno:

1.-Rusia: Vladimir Putin

2.- China: Xi Jinping

3.- Cuba: Miguel Díaz Canel

4.-Venezuela: Nicolás Maduro

5.- Filipinas: Rodrigo Duterte

6.- Uzbekistán: Shavkat Mirziyoyev

7.-Eritrea: Isaías Afewerki

8.-Gabón: Ali Bongo

9.-Indonesia: Joko Widodo

10.-Libia: Mohamed al Menfi

11.-Mauritania: Mohamed Ould Ghazouani

12.-Namibia: Hage Geingob

13.-Burkina Faso: Roch Marc Christian Kaboré

14.-Costa de Marfil: Alassane Ouattara

15.-Armenia: Armén Sarkissian

16.-Bahréin: Jalifa bin Salman al Jalifa

17.-Bangladesh: Abdul Hamid

18.-Argentina: Alberto Fernández

19.-Bolivia: Luis Arce

20.-Pakistán: Arif Alvi

21.-Senegal: Macky Sall

22.-Somalia: Abdullahi Mohamed

23.-Sudán: Abdel Fattah Abdelrahman Burhan

El actual gobierno de México expropiador de empresas, socializador de la economía, integrante del eje populista La Habana-Caracas, aliado de dictaduras latinoamericanas, de Rusia y China, sólo interesa a Washington como policía migratorio. Y, con eso, echó la suerte de los mexicanos para las próximas décadas.

Elegir es renunciar. Ni modo.