Minuto a Minuto

Nacional Altas temperaturas provocan escasez de hielo en el Valle de México
Tiendas de conveniencia y expendios en la Zona Metropolitana del Valle de México reportan escasez de hielo derivado de las altas temperaturas
Nacional Tren Interurbano México-México “es una obra bastante complicada”: AMLO
López Obrador detalló que ya se puede llegar hasta Santa Fe en el Tren Interurbano, pero que "falta todavía" para terminar la obra
Nacional Samuel García compró terreno millonario para construir megacasa en San Pedro
El terreno comprado por Samuel García se encuentra en una zona exclusiva de San Pedro, con un valor comercial estimado de 700 mdp
Internacional #Video Hombre salta de barco hacia una orca; fue multado por acoso animal
En Nueva Zelanda, un hombre fue multado por saltar desde un barco hacia una orca, con el fin de tocarla
Deportes Cruz Azul revela primeras imágenes de su nuevo estadio
Víctor Velázquez, presidente de Cruz Azul, reveló en redes sociales un video con imágenes de la nueva casa cementera

El resumen es que Estados Unidos abrió una investigación sobre financiamiento en campañas electorales del actual presidente mexicano. Pero las cerró porque podrían dañar al líder de uno de los principales aliados de la Casa Blanca.

Y en lo único que este presidente mexicano ha sido aliado de la Casa Blanca (con Trump y Biden) es en servir a ambos de muro de contención de la migración ilegal.

1.- Trump miró para otro lado ante la construcción aquí de un régimen censor de libertades, el Estado de Derecho y la democracia en conjunto, a cambio de 28 mil soldados mexicanos en la frontera.

1.- Biden mira para otro lado y se tapa los oídos ante la retórica anti estadounidense, procubana, probolivariana y prorusa; y la elección de Estado que arma para este año, a cambio de los mismos soldados en la frontera.

A la par, el presidente estimuló la inmigración ilegal, sabedor de que el tema decidirá las elecciones en Estados Unidos. La clásica carta migratoria de la escuela castrista contra la Casa Blanca: si te metes conmigo, te inundo de migrantes.

Esto es lo que desvelan los reportajes de ProPublica y The New York Times sobre presunto financiamiento del narco en las campañas electorales del actual presidente en 2006 y 2018.

Eso: que los funcionarios estadounidenses de las diferentes administraciones las archivaron, al concluir que había poca disposición de los presidentes de turno para rastrear acusaciones que pudieran implicar al líder de uno de los principales aliados del país.

Trump lo explicó: “Este presidente socialista de México es un gran caballero: me colocó 28 mil soldados mexicanos en la frontera; mientras yo construía el muro. Le agradezco mucho”.

Y el exsecretario de Estado Mike Pompeo reveló una negociación con el excanciller del actual presidente, Marcelo Ebrard, quien le pidió mantener en secreto la aceptación de México de recibir a los migrantes deportados:

“Me vale un bledo lo sea que te ayude internamente en México, es cuestión tuya”.

Incluso, la DEA, que se la tiene jurada a México desde el asesinato de su agente Kike Camarena aquí en 1985, dio a la Casa Blanca un antídoto contra la carta migratoria: las supuestas ligas con los cárteles de la droga.

Asegura que el narco mete al sistema financiero formal de México el dinero sucio que obtienen allá, ocultando la ruta mediante transferencias electrónicas, cuentas de negocio legítimas y depósitos con compañías de remesas.

Pero no quieren cucar al guardia fronterizo. El de aquí lo sabe. Por eso le dijo a ProPublica y a NYT:

A ver que responde a esto el gobierno de Estados Unidos.

Y le responden que no se preocupe. Que no hay nada en su contra.