Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

¿Por qué insiste Beltrones que ganarán nueve gubernaturas?

ciro-gomez-leyva1

Ciro Gómez LeyvaLa historia en breve

Cuesta entender que un político con la experiencia de Manlio Fabio Beltrones se haya fijado un objetivo tan difícil de cumplir. El presidente del PRI pronosticó antes de que comenzaran las campañas que los candidatos de su partido ganarían al menos nueve de las 12 gubernaturas en juego el 5 de junio. El miércoles, en entrevista con David Aponte en estas páginas, Beltrones corroboró: “Nueve, sí; no es que uno se ponga metas específicas; me gustaría ganar más, no me gustaría tener menos”.

Cuesta entender que un político con la experiencia de Manlio Fabio Beltrones se haya fijado un objetivo tan difícil de cumplir. El presidente del PRI pronosticó antes de que comenzaran las campañas que los candidatos de su partido ganarían al menos nueve de las 12 gubernaturas en juego el 5 de junio. El miércoles, en entrevista con David Aponte en estas páginas, Beltrones corroboró: “Nueve, sí; no es que uno se ponga metas específicas; me gustaría ganar más, no me gustaría tener menos”.

Y aunque en esa entrevista explicó que el resultado electoral no es el de un encuentro de beisbol o basquetbol, Beltrones le ha puesto número a la casa. Ha creado una unidad de medición que dudo termine siendo favorable para él.

Si el PRI ganara ocho gubernaturas sería un resultado más que satisfactorio, dadas las circunstancias. Pero Beltrones no llegaría a su meta. El PRI podría ganar y él perder. Algo así le ocurrió a la ex presidenta del PRD, Rosario Robles, cuando se fijó un 20% en los comicios federales de 2003. Quedó cerca, pero al no alcanzar el porcentaje, sus detractores, y ella misma, consideraron que había fracasado y tuvo que renunciar. Sin fijar una cifra exacta, el presidente del PAN, Germán Martínez, trazó también un piso numérico en los comicios federales de 2009. Se quedó corto y renunció.

Beltrones le dijo a David Aponte que en seis estados van muy por arriba de los adversarios, en tres están en posición de triunfo y en los otros tres hay una contienda cerrada. ¿Seis muy arriba? ¿Seis? ¿Hidalgo, Sinaloa y cuál más? ¿Chihuahua, Durango? ¿Oaxaca en la bolsa? ¿Y de dónde sale el sexto? ¿Acaso Aguascalientes?

Tres en posición de triunfo, ¿Zacatecas y Quintana Roo? ¿Y de dónde sale el tercero? ¿De Tlaxcala, Tamaulipas, Veracruz? Y en los tres estados con una contienda cerrada, ¿incluye Puebla, en donde el PRI parece llevar todas las de perder?

Por lo pronto, dentro y fuera del PRI hay quienes se frotan las manos para responsabilizar a Beltrones si no se obtienen las nueve victorias. Beltrones se convertiría en un presidente débil y quizá tendría que emular a Rosario Robles y Germán Martínez y tocar la retirada. Si el PRI consigue las nueve gubernaturas sería una suerte de empate. Y sólo a partir de la décima gubernatura podría alzarse victorioso y estudiar la opción de buscar al presidente Peña Nieto para convencerlo de que él es la mejor carta del partido para 2018.

Se la ha puesto complicada Beltrones. Si nueve triunfos se ven difíciles, diez suenan a milagro. Hoy, a un mes de las votaciones, supongo que Beltrones sabrá lo que está diciendo.

MENOS DE 140. En el PRI y el gobierno de Zacatecas ven con azoramiento la reciente y dura ofensiva de TV Azteca. A un mes de la elección.

Menú de accesibilidad