Peor aún concesionarlo


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Concesionarlo suena... desafinado: no tiene armonía con la realidad


Pareciera que AMLO estuviera librando el lío en que se metió con lo de suspender (si gana) las obras del nuevo aeropuerto e imaginar al actual en mancuerna (técnicamente imposible) con el militar de Santa Lucía.

Concesionarlo suena… desafinado: no tiene armonía con la realidad:

a) Eso se hace cuando no hay dinero para la obra y no es el caso: la Tarifa de Uso Aeroportuario que se aporta es ingreso propio del AICM, no deuda pública ni recurso presupuestal.

b) Concesionarlo sería más caro: implica pagar la Tasa Interna de Retorno, más el costo de créditos y lo que eventualmente pagarían los usuarios. El equivalente de Budapest, concesionado, está costando 45 mil millones de euros y el de Texcoco 13 mil 300 millones de dólares.

c) El NAIM es un proyecto de gran rentabilidad para el Estado. ¿Por qué cederlo a la IP?

d) Concesionar implica, sin base legal, dar por terminados contratos. Vendrían amparos, suspensiones y deterioro de lo construido: pérdida económica.

e) Una licitación internacional tomaría dos años (uno de ofrecimiento y otro de licitación).

O sea: perder-perder…

[email protected]