Otra odiosa verdad histórica


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Otra vez un crimen múltiple, el de los jóvenes asesinados en Jalisco, sacude lo más profundo del sentir social.

Otra vez un crimen múltiple, el de los jóvenes asesinados en Jalisco, sacude lo más profundo del sentir social.

Y como suele suceder hasta cuando las autoridades aciertan, la verdad histórica no cuenta.

En este caso pareciera no importar la trama que parte de un infortunio: la tía de uno de ellos, detenida a principios de mes por lenocinio, prestó su finca para un cortometraje de terror. Es la suegra de Carlos Enrique Sánchez Martínez, El Cholo, a quien los de Jalisco Nueva Generación buscan porque lidera un grupo rival (descubierto en estos días): Nueva Plaza.

La descalificación que se hace a la fiscalía del estado invalida el testimonio de Janet, la amiga de los muchachos que logró escapar cuando los sicarios levantaron a los tres.

Tampoco se quiere creer la confesión del rapero exaltador de la violencia y que participó inclusive en la disolución de los cuerpos en ácido clorhídrico.

La relación familiar y el set-madriguera de criminales pusieron a los jóvenes bajo lo que el comisionado Renato Sales, a propósito de la creciente violencia en el país, llamó ayer la “tormenta perfecta…”.

[email protected]


  1. La Rosario… ¿de Amozoc?

    Ayer se dio un ejemplo ilustrativo de la miserable propensión a los linchamientos en sectores políticos y sociales durante la comparecencia de la secretaria Rosario Robles ante la diputación federal.

    Continuar leyendo

  2. Palomita y tache

    Aunque mal escritas, las preguntas que se formulan para la consulta sobre el entuerto aeroportuario se antojan sensatas y esto debe reconocerse.

    Continuar leyendo