Oportuno antídoto para Ildefonso

carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Por fortuna, la petición ministerial (Poder Ejecutivo) al juez (Poder Judicial) para que Guajardo no asuma la diputación plurinominal (Poder Legislativo) fue bateada

La pretensión de que Ildefonso Guajardo fuera impedido de protestar como diputado caminaba ya cuando se supo que, como Pío, otro hermano del presidente López Obrador fue colector de dinero sucio para las campañas de 2015.

En el muladar de la política, el Martinazo sirve de oportuno antídoto a la venenosa persecución de la “independiente” Fiscalía General de la República contra “adversarios” de la 4T.

Por fortuna, la petición ministerial (Poder Ejecutivo) al juez (Poder Judicial) para que Guajardo no asuma la diputación plurinominal (Poder Legislativo) fue bateada.

A diferencia del caso Pío, que se quiso justificar como “aportación al movimiento” (de Regeneración Nacional), en el de Martín Jesús los implicados arguyen que se trató de un “préstamo” personal.

El mensajero del entonces gobernador de Chiapas (Manuel Velasco), David León, tuiteó: Sobre la información difundida el día de hoy, aclaro que los recursos ahí mencionados, fueron a título personal, producto de mis ahorros y con motivo de un préstamo. Sí, Chucha.

En el mismo sentido, el principal perjudicado por la revelación de Carlos Loret de Mola, el presidente López Obrador, aseguró que “la intención es perjudicarme o tratar de perjudicarme; es la campaña negra de siempre de mis adversarios, pero también siempre hemos salido de la calumnia ilesos. Es un asunto personal y lo están convirtiendo en un asunto político. Fue un trato personal entre David León y mi hermano. Sin embargo, se empata para hacer ver que es dinero para campaña, dinero político, dinero para mí, cosa que no es cierto, así de sencillo…”.

Afirmó que el video se dio a conocer “porque están siendo afectados muchos intereses creados de mucha gente que se dedicaba a robar, a saquear en el gobierno. Es la actitud del periodismo oficial, oficioso, vinculado a la corrupción”, y sugirió presentar denuncias sobre cualquiera de sus hermanos para que se investiguen.

“Si un hermano, un primo, una nuera, cualquier familiar –y además ya lo he manifestado desde que tomé posesión– comete un delito, debe ser juzgado, no debe de haber impunidad. Yo tengo mi conciencia tranquila (…). Cuando ya no me ataquen, me voy a preocupar…”.

El antecedente de Pío, sin embargo, impide creer que el dinero que León entregaba a Martín fuese un “préstamo personal” y reafirma que el gobierno de Chiapas desvió recursos del empobrecido estado para afianzar la mancuerna Partido Verde-Morena.

La mala conciencia de esas operaciones ilegales quedó manifiesta cuando el dirigente Mario Delgado asumió el soborno como “donación” y luego eliminó su tuit original:

Es obsceno que quieran manchar al Presidente por una donación de 150 mil pesos, cuando ellos recibieron millones y comprometieron la soberanía del pueblo con grandes empresas y empresarios.

Minutos después reculó: Es obsceno que quieran manchar al Presidente cuando ellos recibieron millones y comprometieron la soberanía del pueblo con grandes empresas y empresarios. Esfuerzo inútil: el engaño había quedado evidenciado.

Menú de accesibilidad