Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

No solo es inútil, también criminal

carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Fue entonces cuando galimático, rollero, veleidoso y mentiroso como es, reprochó a los medios haber evidenciado su delincuencial y mortífera conducta

En lugar de asumir la irresponsabilidad letal de andar esparciendo el virus de la peste mundial en un concurrido parque y entregarse ante la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México por haber cometido el delito de peligro de contagio, previsto en el Código Penal de la entidad, el bribón subsecretario federal de Salud, Hugo López-Gatell, endosó su conducta criminal a “la lamentable realidad de tener en México medios de comunicación, sobre todo los corporativos, que durante toda la epidemia, y la verdad que dudo que cambien de actitud, han buscado sacar, de alguna manera, notoriedad, supongo que por razones, en algunos casos, de lucro. Seguramente es más lucrativo sacar noticias que pudieran generar escándalo y entonces esto les aumentara las cuotas de las tarifas de publicidad y otras fuentes de ingresos. En otros casos es muy claro, como tienen agendas políticas, de grupos de interés, sobre todo económico, que han sufrido pérdida de privilegios a lo largo de la 4T…”, declaró cachetonamente la noche de antier, luego de ser exhibido paseándose en el Parque México de la colonia Condesa sin cubrebocas, pese a que sigue dando positivo a covid-19 y ser una amenaza ambulante de transmisión de la mortal enfermedad.

Ante el alboroto que se armó con las apanicantes imágenes, su reacción inicial fue decir: “No hay ninguna contraindicación médica o epidemiológica de salir a caminar. Mi capacidad contagiante es mínima. Por supuesto no voy a estar en una oficina cerrada o interactuando con otras personas”, para después desmentirse y confesar: “Lo que sí es que me volví a hacer la prueba hoy (miércoles) y vuelvo a salir positivo, esto quiere decir que tengo carga viral lo suficientemente alta para ser contagioso. Por tanto, aunque tengo el alta médica, no tengo el alta epidemiológica”.

Fue entonces cuando galimático, rollero, veleidoso y mentiroso como es, reprochó a los medios haber evidenciado su delincuencial y mortífera conducta.

  1. Celebran la vileza del delincuente

    Las reacciones oficiales a la amenaza de revelar domicilios vandalizables y el virtual llamado a turbas fanáticas para que asesinen a consejeros del INE, proferida por el sexópata de los güevos intocables, no dejan duda del peligro, como nunca antes, en que se encuentra la democracia mexicana

    Continuar leyendo

Menú de accesibilidad