Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

‘Nexos’ y la Secretaría de la Función Pública

hector-aguilar1

Héctor Aguilar CamínDía con día

Acudo a la hospitalidad de MILENIO, hospitalidad redundante, pues MILENIO es mi casa, para compartir con los lectores la nota que nos vimos precisados a publicar ayer en la revista Nexos

Acudo a la hospitalidad de MILENIO, hospitalidad redundante, pues MILENIO es mi casa, para compartir con los lectores la nota que nos vimos precisados a publicar ayer en la revista Nexos, ante la increíble sanción que nos fue fijada por la Función Pública por una supuesta infracción de hace dos años:

Comunicado

El Diario Oficial de la Federación ha publicado este día, 20 de agosto 2020 , una circular prohibiendo a dependencias del gobierno contratar servicios de ningún tipo con la revista Nexos.

La decisión surge de la revisión de un proceso burocrático del año 2018. Aquel año Nexos ganó una licitación del Instituto Mexicano del Seguro Social y obtuvo una (1) página de publicidad por 74 mil pesos.

El contrato se cumplió entonces en todas sus fases, el anuncio fue publicado y pagado a satisfacción de las partes.Dos años después, el actual gobierno dice haber encontrado una irregularidad en los papeles de aquel proceso y toma la decisión unilateral de vetar a Nexos como proveedor del gobierno y de imponerle una multa por 940 mil pesos.

Las dos sanciones son claramente desproporcionadas. Conviene aclarar que desde 2018, Nexos no recibe publicidad oficial federal. Preocupa que el gobierno haga ahora explícito su veto y estigmatice la revista ante otros posibles anunciantes.

Nexos ha sido durante 42 años una revista independiente y crítica. Su trabajo es reconocido dentro y fuera del país, y por los millones de lectores que acuden a su edición impresa y a su sitio electrónico todos los días. Es la revista decana de la crítica social y cultural de México.

La sanción que Nexos recibe ahora es sintomática de la atmósfera de hostilidad contra los medios críticos que impera en el gobierno.

No es un hecho aislado, es una señal más de la intolerancia oficial a la crítica, al pensamiento distinto, a la diversidad de opiniones, en última instancia, a la libertad de expresión.

Quiero subrayar las palabras finales de este comunicado de Nexos. Asistimos a un síntoma de la deriva autoritaria de este gobierno contra los medios que no le gustan, las opiniones que no le gustan y hasta los hechos que no le gustan.

Menú de accesibilidad