La política sin dudas tiene episodios vergonzosos, ilegales, inmorales y a veces realmente deleznables. Es una guerra cruenta, pensada para que no corra sangre, pero en la que se usan todas las artes y artimañas para vencer al contrario. En esas andan la 4T y la Oposición y para muestra bastan intervenciones telefónicas a Alejandro Moreno, presidente del PRI, que sistemáticamente da a conocer la gobernadora de Campeche, Layda Sansores.

Y es que las cosas no están para menos, pues si bien de un lado y del otro hay quien sostiene que AMLO, Morena y sus aliados o una súper coalición opositora total la tienen ganada para las elecciones presidenciales de 2024, las cosas no son “tan así” como dicen en los cotilleos de señoras.

Hasta ahora, según los resultados de las elecciones de 2021 en que el Presidente y sus partidos perdieron la posibilidad de reformar la Constitución en el Congreso y de paso nueve de las 16 alcaldías de la Ciudad de México perfilan que si la alianza Va por México suma a Movimiento Ciudadano puede ser un contrincante real en las presidenciales de 2024 y en una de esas arrebatar la Presidencia a Morena.

Por eso desde que se registró el avance de la Oposición en las intermedias de 2021 desde Palacio Nacional comenzó la operación rumbo a las elecciones presidenciales de 2024, cuyos dos ejes son mantener la unidad entre Morena y sus aliados (hay peligro de ruptura si Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal no avalan la designación del candidato), reventar la alianza de Va por México e impedir a toda costa que Movimiento Ciudadano se sume a una coalición opositora.

Esa es la razón por la que Alejandro Moreno sostiene que los ataques y filtraciones en su contra (más allá del florido lenguaje que ocupa en sus llamadas) se deben a que los números le están dando a la alianza Opositora una posición competitiva rumbo a 2024 y descalifica a Layda Sansores como autora de escuchas ilegales que además está involucrada en la operación con empresas fantasma en la alcaldía Álvaro Obregón para desviar recursos para su campaña a la gubernatura de Campeche.

Así como en el caso de Sansores, del lado de la Oposición también traen misiles que lanzan contra la 4T, como son la situación de violencia e inseguridad, el desabasto de medicamentos, los casos de presunta corrupción de familiares del Presidente o de presunto lavado de dinero de su coordinador en la Cámara de Diputados, el poblano Ignacio Mier Velas(z)co.

En fin, que esto apenas comienza y en Palacio Nacional saben que hoy por hoy no pueden asegurar que tienen ganada al cien por ciento la elección presidencial de 2024 y la Oposición aún no concreta un acuerdo de “unidad total” para estar en condiciones de arrebatarle la Presidencia a Morena y AMLO.

Así las cosas sólo nos queda ver qué más sale los arsenales del gobierno de la 4T y de la Oposición en esta guerra que apenas comienza.