Negociar… y de todos modos perder


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

El viernes aventuré aquí que los aranceles al aluminio y el acero no tenían dedicatoria única a México (también a Canadá y los 28 países de la Unión Europea), y que lo procedente será, como con Brasil, negociar para alcanzar acuerdos bilaterales.

El viernes aventuré aquí que los aranceles al aluminio y el acero no tenían dedicatoria única a México (también a Canadá y los 28 países de la Unión Europea), y que lo procedente será, como con Brasil, negociar para alcanzar acuerdos bilaterales.

Nada fácil, sobre todo ante la pendenciera multipolaridad de Trump que tendrán que capotear, ojalá superar, todas las naciones afectadas.

Contra el dicho de Washington de que con Brasil alcanzó ya un acuerdo, el jefe de la asociación de productores de aluminio del país sudamericano, Milton Rego, dijo que las tácticas gringas son “similares a las de Al Capone”, que buscan obtener “mejores resultados apuntando un arma a la cabeza”.

A finales de abril, EE.UU. suspendió unilateralmente las pláticas, luego de plantear la disyuntiva de aceptar los aranceles (a lo que estuvieron dispuestos los alumineros) o fijar cuotas (lo que preferían los acereros).

El problema de la siderurgia mexicana con su principal importador es ligeramente menor que la de Brasil pero, con aranceles o cuotas, no le quedará de otra que disminuirle las exportaciones…


  1. La Rosario… ¿de Amozoc?

    Ayer se dio un ejemplo ilustrativo de la miserable propensión a los linchamientos en sectores políticos y sociales durante la comparecencia de la secretaria Rosario Robles ante la diputación federal.

    Continuar leyendo

  2. Palomita y tache

    Aunque mal escritas, las preguntas que se formulan para la consulta sobre el entuerto aeroportuario se antojan sensatas y esto debe reconocerse.

    Continuar leyendo